elsalvador.com WWW
Portada Nacional El País Deportes Metro Negocios Editorial RUZ Vida Internacionales Por el mundo

Crash, exhibicionistas y Sensuales

Nacieron con el siglo XXI. Nadie imaginó que estos jóvenes se convertirían en la propuesta coreográfica con mayor demanda en el país. Tienen muchos planes para el futuro

Publicada 1 de abril 2004, El Diario de Hoy

Grupo de danza Crash. Foto EDH

Claudia Núñez
El Diario de Hoy

vida@elsalvador.com

Sus edades oscilan entre los 16 y los 24 años. Su pasión es el baile y eso les ha mantenido unidos durante cuatro años de existencia y arduo trabajo. Se autodenominan Crash, que significa golpe o impacto en inglés.

Lo que en un principio era sólo un pasatiempo de adolescentes, un grupo de danza estudiantil –como ellos dicen– se convirtió en el modus vivendi de más de una docena de jóvenes, que se dan el lujo de cobrar entre 300 a 1,800 dólares por presentación.

La mayoría son extrovertidos y soñadores. Ellos pretenden “revolucionar el arte coreográfico en el país”, según Edgardo Nash, coreógrafo principal del grupo.

Algunos estudian en el colegio y otros en la universidad. Unos tantos trabajan en actividades afines al baile y sueñan con abrir una escuela de danza profesional para formar nuevos talentos.

Sólo unos pocos le dedican el cien por ciento de su tiempo a este proyecto artístico y a seguir cultivando su técnica en la escuela de danza Morena Celarié.

“Tratamos de manejar todos los géneros coreográficos posibles, desde los más populares hasta los más complicados como el tango, samba y polka y todo lo que nos pidan”, dice Daniel Chinchilla, fundador de la agrupación.

Nash asegura que todos han madurado como personas y como bailarines. “La demanda que ha tenido el grupo exige mayor responsabilidad y preparación”, dijo.
Su afán de “ser los mejores” les ha mantenido de pie, a pesar de las críticas, tratando de ganarse el cariño de la gente a través de su trabajo en escena.

Contra todo prejuicio

Muchas personas creen que los bailarines son homosexuales, ¿es un tabú o una verdad?– se les preguntó a los fundadores de Crash.

“La mente de la gente no se puede cambiar, hay muchos que creen que somos gays, pero esas críticas no nos afectan. Creo que tenemos que dar cuentas de nuestro quehacer profesional no de nuestras cuestiones personales”, aseveró Daniel Chinchilla.

Al principio, a Nash sí le molestaban los rumores que ponían en tela de dudas su sexualidad y hasta se enfrentaba a quienes lo hacían, pero hoy le da igual.

–Éste es un arte que pocos se atreven a desempeñar y lo mismo dicen de los diseñadores y estilistas. Lo que pasa es que algunos bailarines abusan de la técnica y el estilo y se vuelven amanerados. Nosotros diferenciamos muy bien los pasos que son de las señoritas y los que son de hombres– aseguró.

Sobre ellos, también, pesan las críticas por el uso de un vestuario sensual y atrevido, que por ocasiones deja ver muchas de las cualidades de sus cuerpos.
–Nos gusta ser exhibicionistas, tenemos que admitirlo. La gente pide que nos vistamos provocativo, pero no vulgar– reveló Chinchilla.

Las ganas por bailar llevó a Karen Urrutia, integrante de Crash y en especial a sus padres, a acostumbrarse a que ella use ropa que exhibe su cuerpo y que antes, por vergüenza, ni se atrevía a ponerse.

–¿Alguna vez alguien ha querido sobrepasarse con las chicas?–
–¡No! Siempre andamos juntos y nos cuidamos entre todos. La gente nos respeta, aunque en algunas presentaciones sólo para mujeres sí han querido manosearnos– respondió un Nash entre risas.

–¿Venden porque bailan bien o porque enseñan?–
– Es una combinación de todas las cosas: lo profesional, lo rítmico y el aspecto físico. Si un baile nos exige usar ropa más tapadita, obviamente lo vamos a hacer, porque bailar es cultura sea hip hop o folklore y lo que destaca después de todo son nuestros movimientos y desenvolvimiento– coinciden los bailarines.

Los hemos visto en....
- Miss El Salvador por tres años consecutivos. El de mayor significado para el grupo fue la presentación de este año, en la cual representaron una danza maya que necesitó una gran preparación y documentación.
- Campaña política de ARENA en 2003, con la cual Crash tuvo la oportunidad de presentarse “en todos los rincones del país”.
-Teletón 2002 y 2003, acompañando a los cantantes e himno oficiales del evento.
- Inauguración de los Juegos Centroaméricanos y del Caribe en 2002, como parte del show especial montado para la canción Triunfo.
-En algunos anuncios comerciales para marcas como Banco Agrícola, Yummies, Xedex y Continental.
- En el vídeo musical de Gelatina, el sencillo más reciente de la Orquesta Hermanos Flores.
En el extranjero
- Lanzamiento oficial de los programas televisivos Por la noche y Aventura Explorer en Guatemala.
- Festival Costa Maya, que se realiza todos los años en San Pedro, Belice.
- La agrupación planea realizar este año una gira por diferentes países de Centroamérica para promover su trabajo y ser reconocidos a nivel internacional.
- Para sus integrantes, el baile es una forma de llevar la cultura de El Salvador a otras fronteras y por eso intentan dar lo mejor de sí.
Proyecciones futuras
- Lanzar al mercado un fotopóster del grupo, pues suelen solicitárselos en las presentaciones. Podría estar listo a finales de abril.
- Este mes también abrirán una página en la Web con las noticias más recientes del grupo y curiosidades de sus integrantes.
- Colaborar en la grabación de otro vídeo musical.
- Fundar el Danza Studio Crash.
- Incorporar piezas folclóricas en su repertorio.
Multofacéticos...
Además de bailar todos los géneros de música posibles, Crash ha logrado involucrarse en diferentes actividades deportivas y comerciales. Ahora, sus integrantes hasta se promueven como modelos.
Enseñando y en forma
Los bailarines de Crash desde hace tres años se dedican a enseñar baile en diferentes gimnasios del país. Daniel Chinchilla y Edgardo Nash imparten unas seis clases al día, además de los ensayos diarios con el grupo y sus estudios en la universidad. A todas las actividades les dan importancia.


elsalvador.com WWW