elsalvador.com WWW

Balacera en Merliot deja dos muertos

Saldo trágico. Un agente de la DECO y un presunto delincuente murieron ayer después de enfrentarse a tiros

Publicada 03 de marzo 2004, El Diario de Hoy


El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

Un hombre identificado como Alexander Abel García Peña, de 23 años, y José Osmín Ayala Franco, agente de la División Elite contra el Crimen Organizado (DECO) murieron ayer en la mañana al enfrentarse a balazos cuando los policías, vestidos de civil, pretendían capturarle.

García Peña, originario de Ilobasco, murió de inmediato, al ser tiroteado el auto en que viajaba; Ayala Franco falleció ayer tarde en un hospital.

La policía vincula a García Peña con una banda de asesinos a sueldo, extorsionistas y robo de ganado, entre otros delitos, según informó el comisionado Douglas Omar García Funes.

La balacera se produjo a las 6:50 a.m. en el cruce de la 13a. Calle Poniente y 13a. Avenida Norte de Ciudad Merliot. En el mismo hecho fue capturada la madre del fallecido, Flor Francisca García, de 52 años de edad.

El agente José Osmín Ayala Franco y Alexander Abel García Peña, presunto delincuente, que se conducía en un auto blanco, murieron ayer durante un enfrentamiento en Ciudad Merliot. Los policías iban en la moto y en los carros verdes.. Foto EDH/Giovanny Lemus

En el auto en que viajaba García Peña encontraron un rifle de fabricación americana, calibre 2.23 milímetros (tipo carabina) y una pistola 9 milímetros. A la mujer también le decomisaron otra pistola, informó la policía.

Al filo del mediodía, las autoridades registraron la vivienda donde vivía el fallecido, su madre y otros parientes. Ahí también hallaron una escopeta, otra pistola calibre 9 mm y munición para éstas. Según la policía, no hay documentación que respalde la legal tenencia de dichas armas.

Sin embargo, Patricia García, hija de la detenida, aseguró que presentarán la documentación respectiva. Admitió que su madre y su hermano andaban armados porque desde octubre pasado, cuando mataron a su padre en Ilobasco (ver nota aparte), han sido objeto de varios atentados.

Ayer mismo, en Ilobasco, la DECO detuvo a dos sujetos, Mario Alberto Cruz Herrera, 24 años, y José Aníbal Hernández Pineda, de 37, quienes están vinculados a la misma banda de sicarios, cuatreros y extorsionistas.
La policía pretendía la captura de uno más, en una zona rural de Ilobasco, pero el empeño resultó infructuoso.

Impactos


Las puertas y cristales de dos autos policiales y del que manejaba el presunto delincuente quedaron hechos añicos. Una moto policial también fue dañada.

Según García Funes, la operación de captura comenzó la tarde del lunes mediante el montaje de un dispositivo de vigilancia a los presuntos delincuentes. Se prentendía efectuar cinco detenciones.
El fallecido, según García Funes, es un sicario, segundo al mando de la organización criminal.

Prestaban dinero a otras personas, pero les hacían firmar documentos que dictaban que al morir, los inmuebles quedaban en pago a los prestamistas. Hecho esto, mandaba a matarles para hacerse de las propiedades.
Esto derivó en una vendetta, iniciada en 1999, que hasta octubre de 2003, había cobrado diez víctimas, según investigaciones policiales, informó García Funes.

elsalvador.com WWW