elsalvador.com WWW

Niña murió tras ser arrollada por un autobús

La Unión. La pequeña cayó de la unidad y una llanta le destrozó la pierna derecha

Publicada 6 de febrero 2004, El Diario de Hoy


Inci Mendoza
El Diario de Hoy

elpais@elsalvador.com

Otra víctima de la imprudencia de conductores de buses se sumó ayer a la lista de casos por los que nadie responde.

Fue Evelyn Karina Sandoval Morales, de dos años.

El martes viajaba con su madre en una unidad de la Ruta 324 , de San Miguel a La Unión.

El motorista, según varios testigos, circulaba a excesiva velocidad cuando la madre de la niña indicó al cobrador el sitio donde se bajarían.

Paró varios metros adelante. La mujer tomó en brazos a la niña y esta le gritó que un pie se le había trabado en los pasamanos.

Los gritos de la madre para que el conductor detuviera la marcha no fueron atendidos y ambas cayeron a la calle . Una llanta trasera de la unidad destrozo la pierna derecha de la pequeña, quien fue llevada a un centro asistencial mientras el conductor y cobrador huyeron.

Evelyn Sandoval, de dos años, pereció atropellada. Foto EDH

La pequeña murió a las 4:00 de la mañana del miércoles. Sus parientes recuerdan que el dueño del bus, Asdrúbal Artega, llegó al hospital pero a indicarles que “lo que más le interesaba es que le devolvieran el bus” que había sido remolcado por la PNC.



elsalvador.com WWW