Turismo
 
Inicio del Sitio
Martes 11 de febrero
 

 




CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS
EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
ESCRIBANOS
CONOZCANOS


 
 

Anonas contra los zancudos

Hay estudios científicos que lo comprueban. No bote las semillas de anonas blancas. Tienen utilidades que no imagina. Igual el árbol de nim

Susana Joma
El Diario de Hoy
negocios@elsalvador.com

Las semillas de anona blanca, carnoso y rico fruto que se cosecha entre los meses de agosto y octubre, pueden ser convertidas en plaguicida natural capaz de matar larvas del zancudo Aedes aegypti en 60 horas y el adulto al instante. Foto EDH

Las semillas de anona blanca, carnoso y rico fruto que se cosecha entre los meses de agosto y octubre, pueden ser convertidas en plaguicida natural capaz de matar larvas del zancudo Aedes aegypti en 60 horas y el adulto al instante.

El Ing. Mauricio Sermeño, de la Unidad Ecológica Salvadoreña (UNES), explicó que ese hecho fue verificado en una investigación que la organización no gubernamental desarrolló entre octubre y diciembre de este año con la asesoría de la joven agrónoma Martha Alicia Estrada Ulloa.

“Ya se han realizado otras investigaciones entre estudiantes, pero como siempre hay gente que les resta credibilidad, decidimos comprobar si hay (en estas semillas) elementos naturales que pueden ser usados como insecticidas para combatir al zancudo transmisor del dengue”, subrayó.

Según lo externado por la Ing. Ulloa, en los últimas años factores como la contaminación, el crecimiento poblacional y la resistencia adquirida a los controles químicos del mosquito Aedes aegypti han creado condiciones adecuadas para el incremento de la población de ese insecto hasta el punto de convertirse en plaga.

El ecologista agrega que es precisamante por esa situación y, por el hecho de que los químicos empleados en su combate provocan daños a la salud, que la organización trata de concienciar sobre la necesidad de buscar alternativas naturales.

Para concretar la investigación, el equipo de la UNES colectó las semillas del fruto del árbol de anona rosada (Annona reticulata) y blanca (Annona squamosa) que son originarios de Sudamérica. También se hizo el mismo procedimiento con las semillas del árbol de nim (Azaridachta indica).

El proceso

Inicialmente, las semillas fueron descascaradas y machacadas (con martillo o piedra, pero no la de moler, sino de superficie lisa). Las de anona fueron tratadas hasta convertirlas en una pasta macerada y las de nim en un polvo.

Esos productos se pusieron a secar al sol durante un día y luego, en diferentes cantidades, mezcladas con agua y alcohol de 90 grados.

Las mezclas, tanto de semillas de anona como de nim, se aplicaron a larvas y zancudos que habían sido colectados. Las pruebas arrojaron que tanto la larva como el zancudo del aegypti sucumbieron a las soluciones de anona blanca y nim, pero en sus concentraciones más altas.

Componentes activos de la anona

No es cualquier anona la que se puede usar. Sólo las semillas de anona blanca mostraron las propiedades

Curiosamente, la investigación mostró que las pepitas de anona rosada no tienen efecto plaguicida alguno.

Sermeño sostiene que el proceso de preparación del insecticida con las semillas de anona blanca y nim no es complejo, pero asegura que por su alto poder, las personas que intervienen en su elaboración deben guardar las mismas precauciones que con los insecticidas químicos. Es decir, usar guantes, mascarillas y anteojos de protección.

“La ventaja de los insecticidas naturales es que son biodegradables con suma facilidad. Su preparación está al alcance de todos y resultan más económicos que los químicos cuya esencia puede costar en el mercado entre 200 y 300 dólares“, indicó.

Los resultados del estudio serán puestos a consideración de los ministerios de Salud, Medio ambiente y Agricultura, con miras a que tomen en cuenta que también pueden usarse este tipo de plaguicidas, de forma masiva, en el combate del mosquito.

Hasta ahora, la estrategia de erradicación lanzada por la cartera de Salud sólo ha estado basada en el uso del abate y la lejía. Sin embargo, el representante de la ONG sostiene que el abate es un insecticida ubicado en la categoría de sustancias órgano fosforadas contaminantes.

Para efectuar los estudios, la UNES consultó variado matrial bibliográfico. Destaca en los documentos “Evaluación de diferentes dosis de extracto de nim en control de mosca blanca para cultivo de tomate”.

1994.

Otro fue “Actividad larvicida contra el mosquito Aedes aegypti en las fracciones de cinco extractos de cinco especies vegetales y elaboración de larvicidas”, editado el mismo año.

Un tercer documento fue “Determinación de la actividad larvicida contra el mosquito aedes Aegypti de los extractos de 25 especies vegetales utilizadas por la población materno infantil”, de 2001.

Algo más sobre los anonos

- El agrónomo Salomón Ayala explicó que el árbol de anona es una especie originaria de Sudamérica.

- Crece en clima caliente, aunque algunas variedades (porque existen unas 90 variantes) se dan en zonas altas.

- Pueden alcanzar hasta cinco metros de altura.

- El árbol de nim, originario de la India, se da en cualquier clima que no exceda los 1,500 metros de altura.

- No crece más de tres o cuatro metros de altura. Guarda parentesco con el llamado árbol del paraíso.
 

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal