Turismo
 
Inicio del Sitio Martes 18 de Noviembre
 

 

 
 

El meteoro podrá ser visto en la madrugada
Mañana se observará una lluvia de estrellas

La Tierra pasa por un área del Sistema Solar en la cual abundan pequeños fragmentos de cometas. El fenómeno ocurre cada año, en noviembre.

Liz Aguirre
El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

En la madrugada de este miércoles 19, los salvadoreños podrán disfrutar de un nuevo espectáculo cósmico.

Se trata de Las Leónidas, una lluvia de meteoros visible en noviembre, cuyo mejor día para apreciarlas suele ser el 18 de ese mes.

A este suceso espacial se le conoce comúnmente como “lluvia de estrellas” o “estrellas fugaces”.

Sin embargo, el fenómeno es causado por pequeñas partículas de polvo que dejan los cometas a su paso, y que se desintegran cuando se ponen en contacto con la atmósfera terrestre.

Específicamente, Las Leónidas se desprenden del cometa Tempel-Tuttle, que da una vuelta alrededor del Sol cada 33 años. Este cometa fue descubierto el 19 de diciembre de 1865, por Ernst Wilhem Liebrecht Tempel, desde Francia; independientemente también Horace Parnell Tuttle, en Estados Unidos lo registró.

Es en esta época del año que la Tierra pasa por las nubes de polvo y gases congelados provenientes de ese cometa. Para 2003 la lluvia de meteoros ha sido por partida doble. La primera de ellas se registró la semana pasada, el 13 de noviembre.

Para El Salvador, la lluvia que se verá mejor es la del 19 por la madrugada, es decir, para amanecer el miércoles, a las 2:30 a.m. Según Jorge Colorado, de la Asociación de Astronomía de El Salvador, se podrá observar unas 100 meteoros por hora.

Estrellas fugaces

Hay muchos cometas en el Sistema Solar. Algunos de ellos permanecen a distancias enormes, y otros se acercan al Sol. Estos tipos de cometas son los que –en algún momento– pasan muy cerca de la Tierra.

Cuando nuestro planeta cruza la órbita de un cometa y se encuentra con el material que ha desprendido, las partículas entran en la atmósfera y se desintegran. Esa desintegración, producida a unos 100 kilómetros de altura, deja un rastro luminoso y es lo que se observa como estrella fugaz.

Colorado explica que la velocidad a la que se mueven los meteoros es de 71 kilómetros por segundo, y los rastros que dejan pueden durar varios minutos. Algunos de ellos explotan y se dividen hasta en tres o cuatro meteoros, y en algunas ocasiones este ruido puede ser audible.

Las Leónidas se pueden apreciar a simple vista, aunque esta ocasión la luz de la luna podría obstaculizar su visibilidad. Recomiendan salir de la ciudad para verlas mejor.

Los miembros de la Asociación de Astronomía informaron que el observatorio de San Luis Talpa estará cerrado al público en general, debido a que están participando en el curso Centroamericano de Astronomía y Astrofísica, que se realiza esta semana.

 

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal