Turismo
 
Inicio del Sitio
Viernes 22 de agosto
 

 

..NOTICIAS

..SERVICIOS
CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
SUSCRIPCIONES
ESCRIBANOS
CONOZCANOS

..REVISTAS

..OTROS SITIOS
MUJER
DIARIOS:
ORIENTE
OCCIDENTE
GUIA DE OCIO
ELSALVADOR.COM
EN EL MUNDO
 
 

La geotermia se expande

La compañía italiana Enel está a punto de iniciar excavaciones en el campo Cuyanausul, en la central geotérmica de Ahuachapán. Las primeras obras tendrán un costo de $8 millones

Evelin Galdámez
El Diario de Hoy
negocios@elsalvador.com
La generación geotérmica está en su apogeo. Hace tres meses arrancó la ampliación del campo de Berlín y ahora está a punto de iniciar la de Ahuachapán. Foto EDH

La generación geotérmica está en su apogeo. Hace tres meses arrancó la ampliación del campo de Berlín y ahora está a punto de iniciar la de Ahuachapán.

La experiencia, utilización de alta tecnología y la abundancia de materia prima han acelerado el trabajo de la compañía italiana Enel Green Power, la cual tiene ya un año de estar operando en el país.

Tras iniciar con buen pie, las obras de expansión en el campo geotérmico de Berlín, Usulután, ahora se dispone comenzar la excavación del primer pozo en el subsistema Cuyanausul, ubicado en el terreno de la planta de Ahuachapán.

Se trata de la primera fase de exploración del proyecto, en la cual se excavarán dos pozos de producción, con el objetivo de aumentar la generación de dicho campo.

Los estudios y los planos están listos para iniciar las obras civiles y posteriormente, la excavación del primer pozo, solo hace falta que el Ministerio del Medio Ambiente extienda los permisos correspondientes. Ambas obras estarían terminadas en un año, según las proyecciones de la Geotérmica Salvadoreña (La Geo).

Luego de estas, se evaluará la capacidad de vapor, temperatura, presión y permeabilidad encontrada en el pozo, para después definir la ubicación del segundo.

La meta de los socios -La Geo y Enel- es que en un plazo de año y medio, se concluya la excavación y exploración de las dos fuentes de materia prima, de acuerdo con José Antonio Rodríguez, gerente general de La Geo.

En esta primara fase, la inversión italiana será de aproximadamente $8 millones, aunque todo dependerá de la evolución de los trabajos y de sus resultados.

Electricidad

Una vez que se haya comprobado que existe suficiente vapor para generar energía -mediante la perforación de los dos pozos-, se intalarán dos generadores “bocapozo”, cada uno de los cuales tiene una capacidad de generar cinco megavatios.

Se trata de generadores portátiles, los cuales se utilizan con el objetivo de acelerar la producción de energía geotérmica, mientras se construye una nueva planta de producción a condensación.

Para la construcción de ésta, se necesita una mayor cantidad de materia prima -vapor-, es decir, la perforación de más pozos, decisión que tomarán posteriormente los socios.

Mientras éstos esperan la autorización de la mencionada cartera de Estado, se desarrolla de forma paralela, la convocatoria de conocimiento público del proyecto, para conocer si hay personas o instituciones que se declaran afectadas con la ejecución del mismo.

Después de estas notificaciones, se realizarán las consultas públicas que demanda la población, con el propósito de validad la perforación de los pozos.

También de forma paralela, los inversionistas italianos avanzan en la ampliación del campo de Berlín, en donde ya comenzó la perforación del primer pozo.

Según las proyecciones de la compañía, en octubre concluirá dicha excavación e iniciará la del segundo pozo, pero ya no en el sitio Las Crucitas, sino en el de Los Cañales.

Una vez que se detecten los reservorios de agua caliente, unos diez pozos aproximadamente, en estos dos sitios, Enel y Gesal analizarán los resultados de la exploración y luego, decidirán el plazo en el que construirán la nueva unidad de generación, que sería la tercera de la zona.

Dicha generadora estará ubicada a la par de las otras dos, para lo cual ya se cuenta con el terreno necesario. En este no solo estará la planta, sino también las torres de enfriamiento y la subestación de entrega de energía.

Producción

Aunque los hallazgos de agua caliente pueden cambiar las proyecciones, hasta la fecha, el socio italiano está previendo instalar un planta de 28 MW de capacidad.

Con el 30% de materia prima que se encuentre en esta perforación, bastará para confirmar que se puede construir la nueva infraestructura de producción. El resto de pozos, se continuará buscando luegos de finalizar la primera fase de expansión de Berlín -la perforación de pozos en los dos sitios-.

Pero el objetivo no es solo instalar la tercera unidad de producción en Berlín, sino también la cuarta, la cual tendrá que esperar un par de años más.

Hay que recordar que la inversión del grupo italiano, que ganó, en abril del año pasado, una licitación internacional promovida por el Gobierno para buscarle un socio a La Geo, se efectuará bajo la figura de “inversión a riesgo”.

Mediante este esquema, los europeos se comprometieron a explorar nuevos recursos geotérmicos, así como a evaluar y construir más áreas de producción en ambas centrales -Berlín y Ahuachapán-.

En los trabajos de la primera fase de Berlín, Enel invertirá $17 millones. En la fase dos -construcción de la infraestructura de generación- se prevé invertir $45 millones, aunque todo dependerá del tamaño de la planta.
Por el momento, los habitantes de Alegría y Berlín, en Usulután, y de Turín y Atiquizaya, en Ahuachapán, se están beneficiando con la generación de empleo que demanda la expansión de los dos campos geotérmicos.


Proyectos y metas Un estudio general

Además de las inversiones que Enel está haciendo en Ahuachapán y Usulután, la compañía está realizando en conjunto con La Geo, otro trabajo de investigación.

Se trata del estudio que determinará el grado de interconexión que existe, entre los reservorios de agua caliente del campo geotérmico de Ahuachapán.


Berlín $17 millones invertirá el grupo italiano en la primera fase de expansión del campo de Usulután.


Obras $70

millones invertirá Enel en el país, en los dos primeros años de operación.Capacidad actual
Actualmente, la planta geotérmica de Ahuachapán, que comenzó a operar en 1975, produce 66 MW/h.
Opera con 18 pozos de extracción de vapor y cinco de reinyección. Además, posee tres unidades de generación y tres torres de enfriamiento.

Para generar energía térmica, se utilizan tres colectores de vapor, los cuales lo envían a unos tanques de separación de humedad, y luego se conduce el vapor hasta las turbinas que lo transforman en electricidad.
 

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal