Turismo
 
Inicio del Sitio Viernes 1 de agosto
 

 

..NOTICIAS

..SERVICIOS
CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
SUSCRIPCIONES
ESCRIBANOS
CONOZCANOS

..REVISTAS

..OTROS SITIOS
MUJER
DIARIOS:
ORIENTE
OCCIDENTE
GUIA DE OCIO
ELSALVADOR.COM
EN EL MUNDO
 
 

Orientaciones familiares
Soluciones al maltrato

Por Pastor Mario Vega
El Diario de Hoy
Email:orientaciones.familiares@navegante.com.sv

Una de las primeras cosas que la mujer abusada debe hacer para frenar el maltrato es el comprender la naturaleza de un matrimonio estable. El maltrato verbal y físico no son parte de un matrimonio bien avenido.

El abuso contra la mujer sólo se produce en un matrimonio donde las cosas no están marchando con normalidad. Si una mujer es maltratada por su esposo, debe comprender que tal situación es una aberración de la idea del matrimonio. Tampoco es cierto que el destino de la mujer casada deba ser el de “aguantar” al marido.

Todas esas ideas, sin fundamento, sólo contribuyen a que la mujer tenga una idea distorsionada sobre el matrimonio, que le impide reconocer las cosas que están mal con su pareja. Así que, una vez más, el maltrato no es normal.

Otro elemento importante en la solución al problema del maltrato es el recordar que el abuso sigue un ciclo definido cuyas principales características hemos descrito en otra ocasión.

Dentro del ciclo del maltrato existe la etapa del remordimiento, durante la cual el abusador muestra arrepentimiento por haber maltratado a su mujer y pide perdón ofreciendo cambios para el futuro.

Pero esta etapa no es más que el inicio de un nuevo ciclo que terminará en una nueva expresión violenta.

Si la mujer no comprende que tal remordimiento es solamente parte de un ciclo de maltrato, puede inclinarse a alimentar la esperanza de un cambio en la conducta de su esposo y esperar que “esta vez sí” las cosas cambiarán.

Obviamente, se debe dar al marido la oportunidad de demostrar que su arrepentimiento es sincero y esperar muestras de un cambio real. Pero, si sus palabras no son más que la expresión de una resaca de la violencia de la noche anterior, la mujer debe comprender que no debe continuar confiando más en sus palabra y debe pasar a tomar otro tipo de medidas para solucionar su problema.

De ahí que sea tan importante que la mujer maltratada pueda conocer la naturaleza de su problema con el fin de poder reconocer aquellos elementos que pueden ser engañosos a la hora de decidir hacer algo por solucionar el problema.

Siendo el maltrato de carácter privado, es la mujer abusada quien debe tomar la iniciativa en la búsqueda de una solución y esa solución debe comenzar por un reconocimiento que existe un problema real con el conjunto de síntomas que le son inherentes.
 

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal