Turismo
 
Inicio del Sitio
Jueves 17 de julio
 

 

..NOTICIAS

..SERVICIOS
CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
SUSCRIPCIONES
ESCRIBANOS
CONOZCANOS

..REVISTAS

..OTROS SITIOS
MUJER
DIARIOS:
ORIENTE
OCCIDENTE
GUIA DE OCIO
ELSALVADOR.COM
EN EL MUNDO
 
 

Desventajas del TLC para los porcicultores

La importación de carne porcina ya está libre de aranceles en el país, pero está limitada con una cuota. Estados Unidos quiere que se eliminen esos obstáculos y otros, en toda la región.

Guadalupe Trigueros
El Diario de Hoy
negocios@elsalvador.com
Los productores de carne de cerdo de la región le temen al TLC. Foto EDH

Los propietarios de las granjas de porcinos se han resignado a ver el desplome de los precios de la grasa de cerdo en el mercado local, a causa de una baja de aranceles, pero no se arriesgarán a perder el resto del mercado del rubro, a raíz del Tratado de Libre Comercio (TLC) que se negocia con Estados Unidos.

Los industriales informaron que, desde mayo, quedaron desprotegidos de la importación de grasa de cerdo, de origen estadounidense, en su mayoría.

El Consejo de Ministros de Comercio Exterior (Comieco), de Centroamérica, resolvió bajar el arancel de la importación de dicho producto, de un 40% a un 5%.

El precio se ha desplomado de $0.65 a $0.25 la libra. Casi el 60% del precio se ha perdido, dijo Marcelino Castro, presidente de la Asociación Salvadoreña de Porcicultores (Asporc), quien a la vez es el negociador directo del sector, en las conversaciones del TLC con Estados Unidos.

Los porcicultores estadounidenses desean vender sus productos en el país, sin pagar aranceles y, a cambio, ofrecen el mismo trato para sus competidores salvadoreños.

Pero tal ofrecimiento no es tan fácil de aprovechar, porque tendría que enfrentar los bajos precios de la carne de cerdo, por estar subvencionados por el gobierno. Del costo total de cada libra producida, les financian el 38%, según Castro.

Desventajas

Además, los estadounidenses tienen un superávit, no sólo producen para el consumo local, sino para exportar en grande. Son capaces de producir anualmente 100 millones de cabezas que transforman en carne congeladas y refrigerada.

En cambio, El Salvador apenas llega a una producción anual de 150,000, con las mismas características. Incluso, ni Centroamérica junto a la Comunidad Andina de Naciones (CAN) pueden alcanzar la capacidad productiva estadounidense, aseguró Castro.

El Salvador tiene entre 120 y 125 granjas tecnificadas que tienen unos 14,000 “vientres” (animales preñadas).
La industria emplea a unas 3,500 personas, entre obreros de granjas, de rastros, motoristas y proveedores de insumos y alimentos.

Por tales razones, la industria porcina de la región ha solicitado a los negociadores oficiales no liberar de aranceles el mercado, para evitar ser desplazados por los estadounidenses, explicó.

Por el momento, se encuentran en la “canasta D” del programa de desgravación arancelaria que se negocia con Estados Unidos, es decir, que están entre los bienes que no pueden quedar sin aranceles, desde la vigencia del TLC, sino hasta dentro de un plazo de 12 años o más.

En El Salvador, los embutidores ya importan carne de cerdo estadounidense, sin pagar aranceles, pero están limitados a una cuota de mil toneladas métricas anuales y, sujetos a comprar carne de cerdo nacional, para tener derecho a importar sin arancel.

Por cada 100 libras locales, pueden traer 70 libras estadounidenses.

Castro espera que en la negociación del TLC no se vayan a eliminar los cupos que limitan la importación de carne de cerdo estadounidense, y tampoco vayan a bajar completamente los aranceles que protegen al sector.
En Centroamérica, Costa Rica y Guatemala son los mayores productores de carne de cerdo.

El primero es el que tiene el mayor arancel aplicado al sector, 47% a la importación de jamones, paletas y trozos sin deshuesar. Le sigue El Salvador, que aplica aranceles de 40% en casi toda la cadena productiva.
Guatemala, Nicaragua y Honduras tienen aranceles de 15% para los jamones y las paletas y los trozos sin deshuesar.

Nicaragua es el que menos producción tiene, ya que sólo sacrifica entre 600 y 800 animales mensuales. Por ende, es el único que no se opone a perder su mercado.

Además, el resto de sus aranceles no bajan de 5%.

Los embutidores no simpatizan con la propuesta de sus proveedores (los porcicultores). Prefieren que bajen los aranceles, para poder comprar insumos más baratos y no estar sujetos a las granjas regionales.


Subsidios en EE.UU.
Estados Unidos aplica las siguientes subvenciones o apoyos internos a sus porcicultores:

- Los productores de cerdos son indemnizados totalmente cuando se registra mortandad de animales, ocasionada por desastres naturales, tales como huracanes.
- Si las granjas necesitan tratamiento, a causa de contaminación de alguna índole en los cerdos, el gobierno le ayuda al granjero con el 60% del costo.
- Si quiere mejorar la raza del cerdo, tiene derecho a que el gobierno le financie el 50% de la inversión.
- El gobierno les cubre hasta en un 38% el costo de producción de cada libra de cerdo.
- Otros tipos de medidas.

100 MIllones
de cabezas anuales son procesadas en carne congelada y refrigerada, en Estados Unidos.

150 MIl
cabezas anuales son procesadas en carne congelada y refrigerada, en El Salvador.

120 granjas
porcinas hay en El Salvador. Se les considera las más tecnificadas de la región.

 

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal