Turismo
 

 

Inicio del Sitio Lunes 14 de julio
 

 

..NOTICIAS

..SERVICIOS
CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
SUSCRIPCIONES
ESCRIBANOS
CONOZCANOS

..REVISTAS

..OTROS SITIOS
MUJER
DIARIOS:
ORIENTE
OCCIDENTE
GUIA DE OCIO
ELSALVADOR.COM
EN EL MUNDO
 
 

Zona boscosa en peligro

Cuscatlán. La destrucción sube desde las faldas y amenaza con alcanzar la cima. Contaminación, deforestación e indiferencia afectan al Cerro de las Pavas.

Julio Mejía/ Rogel Meléndez
El Diario de Hoy
elpais@elsalvador.com
Es común encontrar botaderos de basura en las zonas boscosas del Cerro de las Pavas. No hay planes de limpieza.
Foto EDH

Cuando don Gilberto González adquirió un lote en las faldas del Cerro de las Pavas hace 23 años y decidió vivir ahí, no se imaginó los problemas que tendría. A la fecha carece de agua y electricidad.

A don Gilberto le atraía el ambiente tranquilo, la abundante vegetación, el canto de los pájaros.

Con pesar ve hoy caminar a personas que cargan haces de leña o con animales silvestres capturados para venderlos o comerlos.

Esto ocurre en lugares cercanos al sitio conocido como Jardines de las Pavas.

Falta

Ahí no hay agua potable y cinco cantareras instaladas hace diez años son la única fuente de abastecimiento... cuando cae el agua. “A veces pasamos hasta ocho días sin el servicio”, lamenta Oscar Salinas, quien vive en esa colonia.

La erosión es un dolor de cabeza y muchos recuerdan que la última campaña de reforestación se efectuó entre 1994 y 1997, cuando era alcaldesa Marisela Vargas.

Los arbolitos plantados en esa época fueron luego convertidos en leña.

Hace dos décadas, el Cerro de las Pavas era un sitio considerado ejemplo de protección ambiental. Hoy muestra cómo la presencia humana destruye la naturaleza. La deforestación se extiende desde las faldas de la elevación. Abunda la basura entre los árboles.

Además, ante la indiferencia de las autoridades, cada vez hay más casas rústicas entre la vegetación, muchas son de familias afectadas por los terremotos. Son hogares que carecen de letrinas adecuadas, cuyos pobladores usan como combustible, y a veces como fuente de ingresos, la leña obtenida de la destrucción de árboles.

La Asociación Amigos del Cerro de las Pava, formada por un grupo de vecinos, insisten en recuperar el sitio, pero generalmente choca con la indiferencia de las entidades gubernamentales.

La única organización que comparte públicamente sus temores con los Amigos del Cerro de las Pavas, es el departamento de Saneamiento Ambiental del Hospital Nacional de la ciudad. Ahí hay preocupación por las colonias piratas formadas en el cerro. Piensan que, además de los problemas expuestos, se convierten en severos focos de contaminación, que por el mal manejo de desechos, pueden ser origen de epidemias en la zona.

Pero lo único que pueden hacer es visitar las comunidades y hablarles de higiene, aunque para llegar caminen entre bolsas de basura e inmundicias.


Protección
- Diferentes obras para proteger el ecosistema serán iniciadas en el Cerro de Las Pavas, aseguró la alcaldesa Cristina Rivas
- Construirán barreras alrededor de árboles que están a punto de colapsar.
- Instalarán barreras adecuadas a fin de reducir la erosión.
- Acciones de vigilancia se mantienen en el sur del cerro, ya que los elevados paredones podrían derrumbarse.
- También verificarán la legalidad de las casas construidas en la zona y en caso contrario, los pobladores serán trasladados a otro sitio.
 

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal