Turismo
 
Inicio del Sitio Martes 4 de Junio
 

 




CHAT
FOROS
CORREO
COMUNIDAD
CLASIFICADOS
EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
PDA
ESCRIBANOS
CONOZCANOS


 
 

Leyes mercantiles presentan deficiencias
Reformarán Código de Comercio

Motivados por las quejas de muchos empresarios salvadoreños, hartos de seguir manejando los negocios del siglo XXI con procedimientos mercantiles del siglo XX, el Gobierno, la Cámara de Comercio y Fusades han emprendido una ofensiva para reformar el Código de Comercio

José Luis Henríquez
El Diario de Hoy
negocios@elsalvador.com

Las leyes mercantiles del país son obsoletas y no responden a las exigencias del nuevo entorno global computarizado.
De hecho, la normativa actual que regula todos los aspectos concernientes a constitución de sociedades, relaciones comerciales entre empresas y procesos judiciales en el campo del comercio está vigente desde 1971.

Obviamente, ese orden jurídico basado en el Código Mercantil y en el Código de Comercio debe cambiar, para adaptar los diferentes instrumentos legales a las prácticas cotidianas del comerciante y a las nuevas exigencias que emanan de los tratados de libre comercio y, más específicamente, de la Organización Mundial de Comercio.

Por dicha razón, se ha creado una “Comisión Redactora para la Revisión de la Legislación Comercial”, auspiciada por el Fondo Multilateral de Inversiones administrado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
En la nueva entidad participa la Comisión Coordinadora del Sector Justicia, a través de la Unidad Técnica Ejecutiva.
La Comisión Redactora está integrada por los ministerios de Gobernación y de Economía, la Cámara de Comercio y la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

Leyes precarias


El comité redactor ha detectado la existencia de una serie de problemas que presenta el marco general de la legislación comercial vigente, y las alternativas de solución que podrían tomarse.
Según las observaciones, la legislación actual es precaria, porque no responde a las necesidades económicas de los comerciantes, no reconoce a la tecnología como herramienta utilitaria, ni como contenido del derecho, y tampoco toma en cuenta los fenómenos importantes que impactan directamente al comercio.

La normativa en preparación enuncia que el Estado debe garantizar a comerciantes y consumidores la posibilidad de exigir efectivamente los derechos y obligaciones emanados de un contrato mercantil.

También se piensa en establecer pautas que estimulen la inversión y no que se impongan restricciones que desmotiven la labor emprendedora.
Asimismo, se plantea que la nueva ley debe estimular el incremento de los volúmenes de crédito, para que se promueva la inversión que generará ingresos para el consumo y el ahorro.
Pero se tratará de regular que los préstamos estén debidamente garantizados, reduciendo los riesgos del prestamista y permitiendo a las empresas y personas obtener recursos con la garantía de activos asegurados.

Además, se quiere tener una menor intervención reguladora en las actividades mercantiles, la que estaría justificada sólo cuando se ordene una situación de importancia pública o de impacto para la economía del país.

Los redactores del novedoso Código de Comercio pretenden abrir la economía a una mayor participación de la sociedad, para no limitar al empresario ni coartar su libertad, de manera que estimule a las personas a asumir riesgos y a gozar de los beneficios de estos.
Otro supuesto que involucraría la ley es garantizar los derechos privados que se dan en un contrato y la libertad de contratación.

Adicionalmente, se busca proteger los derechos de propiedad mueble e inmueble, así como a la propiedad industrial o intelectual.
Otros elementos que se piensa implantar son medidas para evitar los abusos y las injusticias en las que pueda verse envuelto el contratante con una situación de inferioridad jurídica o económica con respecto a otro comerciante.

“La ley comercial debe dar paso a la creatividad, a la innovación, no limitar al comerciante ni a coartar su libertad ya que una característica del espíritu emprendedor es la innovación”.
En síntesis, el nuevo esquema dicta que la ley debe crear instrumentos jurídicos que vayan en consonancia con las prácticas mercantiles, los actos de comercio y las cosas mercantiles.
En esta página se presenta un cuadro-matriz en donde se indican, de manera resumida, los problemas que tiene la normativa de comercio actual y las alternativas de reforma propuestas.

Los componentes


Actualmente, Fusades se encuentra ejecutando el componente uno de esta normativa, que se denomina “Programa de modernización de la legislación comercial”, cuyos subcomponentes son el diagnóstico y revisión de la ley.
Dicha capacitación será dirigida a jueces mercantiles y a empleados públicos responsables de la formulación y aplicación del nuevo marco legal.

Mientras, la Cámara de Comercio está impulsando el componente dos, que trata de “Los métodos alternos para la solución de controversias en el área comercial”.
El documento en proceso de elaboración se genera en el marco del convenio de asistencia técnica no reembolsable del BID.

 

  HACIA ARRIBA

VERTICE Escuela de Angeles HABLEMOS Cactus-Mania GUANAQUIN Familia PLANETA ALTERNATIVO Dieta Espiritual


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal
   
CORREO GRATIS
Página principal de Mail
Usuario
Clave
 
¿No tienes cuenta?
Inscribete aqui!