Turismo
 
Inicio del Sitio Lunes 14 de octubre
 

 




CHAT
FOROS
CORREO
LA GUIA
CLASIFICADOS
EMPLEOS
TURISMO
ESPECIALES
EDICION MOVIL
ESCRIBANOS
CONOZCANOS


 
 

Subcomisionado Rafael Garciaguirre
‘Un policía cuesta $25 mil’

En lo que va del año, más de 250 policías han sido destituidos por faltas y delitos graves. La formación profesional de cada aspirante a policía cuesta de 14 mil dólares a 25 mil, según la escala de mando. Los costos incluyen vestuario, alimentación, beca, estudios y servicios básicos y médicos. La Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP) le apuesta a explorar la vocación de los aspirantes para evitar más destituciones.

Lorena Baires
El Diario de Hoy
nacional@elsalvador.com

Rafael Garciaguirre tiene como proyectos que el Ministerio de Educación autorice a la Academia Nacional de Seguridad Pública como una institución de estudios superiores. Los policías podrían ser licenciados.
FotoEDH

Se considera un policía nato. Por ello, Rafael Garcíaguirre, el subcomisionado jefe de la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP), le apuesta a la búsqueda de policías que tengan esa vocación. Bajo su punto de vista, ése fue el error más grave en la selección de los aspirantes para integrar la Policía Nacional Civil (PNC).

Ese error hace que cientos de policías sean destituidos cada año, lo que da una mala imagen de la institución policial.

Garciaguirre ingresó en la ANSP en 1992, tras la firma de los Acuerdos de Paz, a la edad de 26 años. Fue parte de la “cuota” de los oficiales dados por la extinguida Policía Nacional. Se graduó como nuevo policía el 3 de septiembre de 1993. Su primera jefatura fue la de Régimen Interno de la ANSP. Ahora, en 2002, es la cabeza de la institución en calidad de interino, mientras el subcomisionado Jaime Vigil concluye una maestría de un año en Inglaterra.

El Diario de Hoy (EDH): ¿Están funcionando o no los filtros en la Academia Nacional de Seguridad Pública, ya que este año son más de 250 policías los que han sido destituidos por diversas razones?
Rafael Garciaguirre: Por parte de la ANSP se ha hecho un esfuerzo para mejorar los filtros de los aspirantes a policías. Se ha ampliado la indagación del comportamiento de los aspirantes. La Unidad de Verificación de Antecedentes, desde que el aspirante presenta su solicitud, hace contacto con la Unidad de Convocatoria y Selección para que ésta verifique el entorno de los aspirantes en su lugar de origen o domicilio. Cuando el aspirante tiene un comportamiento que la comunidad lo relaciona con miembros de “maras” u ofensivos, no es apto y no es admitido.

¿Cuánto tiempo dura la investigación de cada aspirante?

Depende del caso que se presente. Si hay un individuo que es comentado como un buen ciudadano y persona, es corta. Cuado hay casos de contradicciones en las recomendaciones, se amplia la investigación.

¿Quiénes son los aspirantes? ¿De dónde vienen?

Vienen de toda la República. Normalmente, de San Salvador y la zona occidental. Hemos ampliado la propaganda para incentivar los ingresos en la zona oriental.

¿Cómo se ha logrado superar, si es un problema, el hecho de que la mayoría de aspirantes ingrese a la Policía sólo para conseguir un empleo y no por una vocación?

Eso fue un problema, y al inicio, afectó mucho a la institución. Todavía han quedado secuelas de ese problema. En una profesión como la nuestra, el Policía tiene que estar consciente de que es difícil y con riesgos. Al inicio hubo defectos en la convocatorias, ya que se les decía que tendrían un buen salario y una beca. Consideramos que lo principal es la vocación de servicio. Ahora no nos interesa dar un empleo, sino buscar a las personas con vocación de servicio. Estamos afinando la exploración de la vocación. No nos podemos dar el lujo de que la población nos rechace posteriormente.

¿Qué errores ha detectado la ANSP sobre la selección de aspirantes y cómo los ha logrado superar para evitar el ingreso de malas personas?

A mediados del año pasado hicimos un alto en los planes de estudio y verificamos que había algunas (materias) que eran innecesarias. Por ejemplo, nos daban lenguaje y ésta restaba tiempo a materias humanísticas. Ahora damos materias de ética, doctrina institucional e intervención policial. Se inculca mucha más formación policial. Ese fue el peor defecto que encontramos al hacer los análisis.

¿Cuántas son las personas que aspiran a ser policías en las convocatorias y cuántas realmente se gradúan como policías?

Se mantiene un índice de aspirantes de entre mil y mil 500. De estos seleccionamos entre 200 y 220 elementos. El promedio de graduados es de 200.

¿Cómo se controlan y se vigila a los aspirantes?

Se hace un seguimiento de todas las actitudes que tiene el futuro policía. Alguien que no cumpla con el perfil establecido se expulsa de la institución. El aspirante tiene un seguimiento de tipo conductual y físico.
En la institución hay principios policiales, el código de honor en otras entidades, con que se les insta a mantener una conducta digna en su profesión y en su vida personal. Es difícil dar un seguimiento físico a cada alumno cuando sale a su casa.

¿Cuáles son las razones más comunes por que son expulsados los alumnos durante su formación?

En primer lugar, por reprobar materias, pero tienen la oportunidad de someterse a una nueva promoción. Otro factor es presentar mala conducta. Todas aquellas faltas disciplinarias que nos muestran que el alumno será un mal policía hacen que optemos por la expulsión. No nos arriesgamos a que sigan en la institución. Esto nos ha causado que los expulsados nos presenten denuncias ante la Corte Suprema de Justicia. Este año tenemos cuatro casos. Aquí, los alumnos han venido a aspirar a un proceso. Si no lo aprueban, son expulsados. Nada nos obliga a graduar a los aspirantes.

¿Cuánto cuesta preparar a un aspirante a policía en la ANSP?

Según los cálculos, ascienden a unos 14 mil dólares por cada aspirante a agente básico. Para un ejecutivo, 17 mil dólares y, para un superior, 25 mil dólares. Hay un presupuesto directo y otro indirecto. La razón de ser de la institución es el alumno. El último ordenanza que hace algo está en pro de la formación. Tenemos un presupuesto de 9 millones de dólares o 85 millones de colones.

¿La preparación siempre es de un año?

Para el nivel básico sí. Para el nivel ejecutivo, un año y medio; para el nivel superior, a partir de la Ley de la Carrera Policial, ya no se admitieron. Pero se está promoviendo un ingreso extraordinario para el próximo año. Se está proponiendo a la Asamblea Legislativa un decreto para hacerlo. Se necesitan más subcomisionados.

¿Cuántos aspirantes no lograron ser policías durante los años de duración de la misma?

Tenemos 21 mil policías graduados por la Academia. Los aspirantes que presentaron su solicitud ascienden a 110 mil. Esto demuestra la efectividad de la depuración de los aspirantes. Ahorita tenemos la última promoción, que es la 74.

¿Durante la selección de aspirantes se ha podido detectar a sujetos del crimen organizado que planeaban entrar a la Policía para cometer delitos?

Tuvimos información de una persona que se sospechaba que estaba involucrado en secuestro, pero no se ha confirmado. El mejor control que tenemos es en la comunidad. Han habido casos en que han ingresado aspirantes con documentos falsos y fueron expulsados.

¿Ha habido accidentes de aspirantes y cómo se les ayuda?

Tenemos una propuesta para promover seguros para los aspirantes. Recientemente, tuvimos un caso de una alumna que falleció el viernes antepasado cuando estaba de licencia. El consejo académico, por el momento, ha autorizado 250 dólares para poder ayudar en el sepelio.

¿Ha muerto algún aspirante, por ejemplo, en prácticas de tiro?

En los últimos años no hemos tenido casos. Creo que hubo uno hace años. Lo importante es que el alumno, cuando sale a sus prácticas, ya está diestro en tiro e intervención policial.

¿Los policías salen preparados?

Sí. Para ello trabajamos.


Reportan acoso sexual en la ANSP

- La ANSP no ha estado exenta de que las mujeres que aspiran a ser policías sufran de acoso sexual.

- El subcomisionado Rafael Garciaguirre refirió que sólo ha habido un caso en el que un docente acosaba a una alumna. El caso sucedido el año pasado llegó a oídos de la administración, por que el acosador fue despedido de la institución.

- Garciaguirre dice que no hay diferencias entre hombres y mujeres en cuanto a la formación. Dijo que el número de mujeres aspirantes forma el 5% del ingreso. u “Esto no es asunto de machismo, la convocatoria se hace a nivel general, pero creo que esto depende de la vocación”, dijo. Explicó que en la ANSP hay mujeres llamadas “las monitoras”, que se encargan de verificar que no haya casos de acoso sexual.

- Desde la convocatoria 70 a la 74, 51 mujeres han ingresado a la ANSP.

 

  HACIA ARRIBA


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal