Jueves 8 de marzo 2001


Admiten demanda contra la Alcaldía de San Salvador

La empresa Telefónica resultó beneficiada, de forma provisional, al admitir la Corte Suprema una demanda contra la alcaldía capitalina, por el cobro de instalación de casetas telefónicas

Alberto López/Enrique Miranda
El Diario de Hoy

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) benefició, de forma temporal, a una compañía de telefonía, a no pagar una tasa municipal para instalar casetas de teléfono en sitios públicos y privados.

El máximo tribunal admitió un amparo o demanda constitucional contra la reforma de una ordenanza municipal de la Alcaldía de San Salvador, que regula el permiso de instalación de casetas telefónicas. La empresa demandante es Telefónica.

La Corte aceptó el amparo que impugna el decreto número 22 del Concejo Municipal de San Salvador, de fecha 12 de septiembre de 2000, en el que se reforma la Ordenanza Reguladora de las Tasas por Servicios Municipales.

Se trata de secciones específicas que se encuentran en el artículo 7 de dicha ordenanza.

La Corte estudia, desde el pasado 7 de febrero, el argumento de la demanda que impugna como inconstitucional la mencionada reforma a la ordenanza municipal, y estimó conveniente que la empresa demandante no pague la tasa municipal por las casetas.

Esto, al menos hasta que no exista una solución definitiva en el caso.

La resolución de admisión de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema determina que es necesario suspender el acto reclamado.

Es decir, el pago de las tasas municipales, pues de lo contrario, de cancelarse éstas, generarían un efecto negativo en los hechos y, por consiguiente, en la parte demandante.

Alistan

Se consultó a la Alcaldía de San Salvador sobre esta resolución, pero el gerente legal de la Alcaldía, Rigoberto Menéndez, se limitó a decir, a través del personal de comunicaciones, que "estaban estudiando la notificación" y preparando los informes que el máximo tribunal del país les requirió.

El funcionario se comprometió a proporcionar más datos cuando ese proceso haya concluido.

De dónde salió

Las reformas a la ordenanza en cuestión surgieron luego de la expansión de la telefonía pública en la capital, lo que se tradujo en la instalación de casetas telefónicas de diversas empresas y en distintos puntos de la ciudad.

En aquella oportunidad, el Departamento de Control Urbanístico elaboró un borrador de las reformas, en el cual se tomó en cuenta la legislación de otros países de la región, según se declaró a El Diario de Hoy.

La idea de las reformas era restringir la instalación de casetas telefónicas en áreas muy estrechas y zonas especiales donde los derechos de explotación de la telefonía fueron exclusivos de una firma, como el caso del Centro Histórico (plazas Barrios y Libertad.)

De acuerdo con esa legislación, las empresas deben cancelar cien colones mensuales por cada caseta telefónica instalada en las aceras capitalinas.


[Nacional] [Negocios] [Deportes] [Editorial] [Escenarios] [El País] [Chat]
[
Obituario] [Escríbanos] [Ediciones anteriores] [Otros Sitios] [Hablemos] [VIDA] [Guanaquín] [Vértice]
[
RUZ'01 [Portada] [Planeta Alternativo]

Copyright 1995 - 2001. El Diario de Hoy
Derechos Reservados. Prohibida su reproducción total o
parcial sin autorización escrita de su titular.
www.elsalvador.com