Papa renuncia tras casi ocho años de Pontificado