Carta al Tribunal Suprema Electoral

Estimados magistrados:

Ustedes no hicieron nada durante un año contra la campaña electoral adelantada, cuando sí era urgente que impusieran el cumplimento de la Ley. Ahora de repente les agarra la fiebre de intervención y comienzan a actuar... ¡de censores!

Ustedes se hacían los majes, cuando obviamente se estaba violando la ley y todos los partidos comenzaron sus campañas. Y hoy se hacen los fuertes cuando los partidos hacen lo que se hace en campaña electoral: resaltar las debilidades de los adversarios y las fortalezas del propio candidato y su programa. Tan fuertes se hacen que incluso emiten amenazas a los medios de comunicación, cuando ustedes sólo tienen autoridad de multar a los contendientes, no a los medios.

Aquí se ha creado una gran confusión con el término de "campaña sucia" que todo el mundo invoca. Claro que en esta campaña, como en todas, hay anuncios que son horribles, de forma y contenido. Hay que criticarlos, pero no para pedir censura, sino para aumentar el costo político para quien hace mal su campaña. El juez es el votante, no unos burócratas como ustedes.

En este sentido, yo he criticado duramente los dos spots de televisión de la señora Maritza Herrera Rebollo contra la participación electoral de Salvador Sánchez Cerén. Le dije a la señora y al partido ARENA que están equivocados: al candidato del Frente hay que criticar por las barbaridades que propone, por los atentados que su partido está cometiendo contra el orden democrático, no por su rol en la guerra contra un régimen que no dejaba espacio a la oposición. Ahora vienen ustedes y prohíben estos spots, amenazando a los medios a multarlos en caso que los siguen difundiendo.

Los prohíben argumentando que "únicamente a los partidos políticos o coaliciones contendientes" conservan el derecho de hacer propaganda utilizando los medios. Bueno, pero este párrafo del Código Electoral está hecho del mismo hule que el otro que por esto ustedes nunca aplican: el que prohíbe la propaganda electoral adelantada. La señora va a alegar lo mismo que alegan los partidos cuando pautan propaganda hasta un año antes del plazo legal: No estamos pidiendo el voto. La señora no está pidiendo el voto para nadie, por tanto (bajo la mismo lógica del TSE) no está haciendo propaganda electoral... Es más, señores magistrados, ella está haciendo exactamente los mismo que hace el presidente de la República con sus spots, como hace ALBA, y como hace el movimiento 5+ (que pide 5 años más para el Frente).

No estoy diciendo que hay que censurar estas campañas. Por lo contrario, para aplicar justicia pareja, no hay que censurar los spots de nadie. Si realmente son tan malos y causan tanto repudio en la población, que cada partido pague el costo de los spots malos que difunde. Pero en las urnas, no en el TSE...

Prohibieron otro spot, firmado por ARENA, de la manera que queda prohibido decir: "Un voto para Saca es un voto para el FMLN." Bueno, esta frase puede ser correcta o no (yo coincido con ella), ¿pero cómo se atreven a prohibirla?

Otro ejemplo: Ustedes ya prohibieron varios anuncios reclamando que usaban las fotos o los colores de otros candidatos. Okay, para esto parece que sí hay base legal. Entonces, viene ARENA y publica un anuncio con una silla vacía, diciendo que corresponde al candidato del FMLN, quien prefirió no participar en un evento junto con los demás candidatos. Y el TSE prohíbe este nuevo spot, diciendo que no se puede ni siquiera mencionar el nombre del adversario. ¿Cómo van a debatir sin referirse al contrincante? Esto es ridículo - pero a la vez autoritario y un abuso. Ustedes no son sensores. No les corresponde juzgar si una campaña es negativa o positiva. Esto corresponde al votante. Para eso son las elecciones.

Dejen de jugar a jueces sobre la moral y la ética de otros. Además, les queda muy mal esta pose.

Saludos, Paolo Lüers