OTROS EDITORIALES

Racionalización del subsidio del gas

Ricardo Esmahan* Lunes, 31 de Enero de 2011

El padre dice a su vástago: –Con la venta de este borrico tendremos la comida del mes. Súbete al burro, yo iré a la par. El camino es largo. En el primer caserío que pasaron un vecino comentó a voz alzada: --¡Cipote haragán, miren al pobre señor caminando! Ante las hostiles miradas, el padre dice: –Tienen razón hijo, bájate, yo iré en el burro. En el siguiente caserío mofas y carcajadas: –¡Hombre ingrato, deja caminar al muchacho llevando un asno fuerte!. La singular pareja entró al siguiente poblado, pero esta vez los dos montados sobre el burro. Al ver la estampa, alguien dijo con lamento: –¡Pobre burro, cargando a dos ingratos!. Ya ofuscado, el padre sentenció: –Realmente hijo, el pobre borriquito ha de ir ya cansado, mejor carguémosle, talvez aguantemos su peso hasta la casa. Fuerzas y fuerzas hicieron los dos y no soportaron las libras del burro. Que se les cae al río el animal y ven cómo se ahoga. Llegaron noche a casa, y por atender al pópulo, terminaron cansados, vilipendiados y sin burro.

Lo que inició como "focalización del subsidio del GLP", atendiendo el compromiso del discurso presidencial de toma de posesión, se convirtió en el proyecto de "transparentar el mercado del gas". El trabajo para su implementación se intensificó desde junio pasado ante la presión del BID y BM. Se relegó la fórmula de las gasolinas y se orientó a indexar el subsidio del GLP al consumo de energía eléctrica, para beneficiar a quienes consuman hasta 99 kw/h.

Hemos visto creatividad metodológica. Los diputados pidiendo más kilowatts y se atendió. Con el recibo de luz se compraría el tambo subsidiado. Luego se repartiría pisto. Se subsidiaría 100% hasta 99 kw/h y hasta 200 sólo la mitad. Recordemos la campaña educativa con los íconos de tambitos de gas lleno, medio lleno y vacío en los recibos de luz. Se dijo que el proyecto lo tenía Casa Presidencial, etc. Que en noviembre, que en enero. El último día del año se anuncia que en febrero.

Y al fin, una decisión: No se focalizará, se "racionalizará el subsidio del gas". Comenzará en marzo, repartiendo a "quienes lo necesitan" $8.50 mensual sin la condición de comprar gas. Siempre que consuman hasta 200 Kw/h. Cobertura: 70% de los hogares. Y en abril, se liberará el precio del GLP.

Se atenderán tortillerías, pupuserías y panaderías sólo de subsistencia, o sea, si está el negocio ubicado en la casa y si sólo trabaja la familia. Muchos se preguntan: ¿Y las otras que generan empleo? ¿Y los comedores donde los trabajadores toman sus sagrados alimentos?

Las proyecciones del precio internacional del GLP indican que el gas superará pronto los US$1.40 por galón. Significa que en plaza, el cilindro de 25 libras, según pronósticos de expertos (Mont Belvieu, Platts y otros) vaticinan que el precio llegará a los 15.00 dólares. Si la población subsidiada recibirá $8.50, pregunta obligada es ¿quién pagará los incrementos de precio?

Repartir a 1.4 millones de hogares $8.50 por mes, significa que en 12 meses el gobierno gastará 143 millones de dólares en subsidio. Otra pregunta es: ¿Y el objetivo de reducción del gasto público?

Los objetivos iniciales de una focalización apoyados por los organismos financieros internacionales, se abortaron debido a los cambios metodológicos resultantes de las críticas hechas al diseño inicial de focalización.

Los medios han abordado el tema del subsidio con profundos análisis y a partir de hoy se educará a la población sobre la posición oficial. Veremos qué pasa en marzo.

*Columnista de El Diario de Hoy resmahan@hotmail.com

EL DIARIO DE HOY NO SE HACE RESPONSABLE POR LOS COMENTARIOS DE SUS COLABORADORES