Foro de Aliados por la Democracia y sus lecciones

Recientemente, Aliados por la Democracia reunió a cuatro candidatos presidenciales en el foro denominado Reforma política, transparencia e institucionalidad. Se hicieron presentes los candidatos que representan a los partidos ARENA, Unidad, Partido Salvadoreño Progresista (PSP) y Fraternidad Patriótica Salvadoreña (FPS). El único candidato ausente, para variar, fue el del FMLN, ya que aparentemente la estrategia es esconderlo lo más que se pueda. Ni entrevistas concede.

Sin duda alguna los que se robaron el cariño de la audiencia fueron los candidatos de los partidos PSP y FPS, ya que en sus intervenciones señalaron conductas poco éticas que le atribuyen a un contrincante, como el recibir "finiquitos exprés" y mostrar clara intención de irrespetar la Constitución.

Y fue notorio el hecho de que uno de los candidatos no se mostró cómodo ni a gusto en este ambiente. Llegó a leer respuestas, expresando algunas posturas claramente contradictorias con las conductas que muestran viejos políticos enquistados en una obscura alianza Gana, PDC y PCN en la Asamblea Legislativa y con acciones políticas conjuntas para conformar Unidad, que contravienen la institucionalidad democrática. Lo que provocó pérdida de credibilidad.

Y fue notorio cómo el candidato de ARENA fue quién ganó la simpatía del foro, al mostrarse el más sereno, preparado, y por qué no decirlo, el presidenciable ante sus adversarios.

El foro abordó cuatro temáticas para que los candidatos aportasen sus opiniones a la audiencia. La primera fue el "Sistema de elección de diputados". Destacando las respuestas de Norman, al recordar que ARENA fue el único partido que apoyó sin restricciones la sentencia que declaró inconstitucional la elección de diputados por medio de listas cerradas y bloqueadas.

A manera de ejemplo de lo acertado de esta sentencia, expuso Norman que en reciente sondeo realizado por la Universidad de Salamanca en la Asamblea Legislativa se reporta que el bloque FMLN, UNIDAD, GANA, PCN y PDC, siguen apostándole al voto por bandera y no por listas desbloqueadas como lo manda la Constitución.

El estudio concluye que en la medida que madure y se consolide la democracia transitaremos hacia el sistema de elección de listas totalmente abiertas.

La segunda temática cuestionó sobre la Ley de Transparencia y el Financiamiento de los Partidos Políticos. La ley de partidos políticos establece regulaciones para transparentar, limitar y controlar los fondos de los partidos políticos. Este candidato destacó que los partidos no pueden recibir contribuciones de instituciones estatales o con participación del Estado, ni de sociedades de economía mixta, como se le señala a Alba Petróleos. Tampoco de partidos políticos y agencias gubernamentales extranjeros.

Llamó a cerrar la puerta a la intervención extranjera en la determinación de políticas nacionales y a la manipulación de la voluntad ciudadana pretendiendo comprar votos. Esto corrompe el sistema. O hacen negocios o hacen política. Indebido es ser instrumento del intervencionismo.

El tercer cuestionamiento fue sobre la Independencia del Tribunal Supremo Electoral y la Corte de Cuentas. Norman Quijano apoya la propuesta de separar las funciones administrativas de las relacionadas con impartir justicia electoral. Señaló que se debe contar con una Institucionalidad que impida que personas quieran perpetuarse en la Presidencia de la República. ¡Cinco años bastan! Así lo manda la Constitución.

Enfático fue sobre la necesidad de transformar a la Corte de Cuentas, que hoy tiene doble función: fiscaliza y realiza juicios de cuentas. Es juez y parte. Norman aboga por separar estas funciones.

Finalmente el foro abordó la Independencia de la Corte Suprema de Justicia y de la Fiscalía General de la República. Considera que la independencia de Poderes y una fuerte institucionalidad consolidan la democracia. Como dijo Montesquieu: "Sólo el poder detiene al poder".

*Colaborador de El Diario de Hoy.