Alba Petróleos: El "Área 51" salvadoreña

Por noticias de la semana pasada se supo que el periódico español ABC expuso al público que "El deslizamiento de El Salvador hacia el modelo chavista, de la mano del FMLN, con la ayuda del petróleo venezolano, se ha convertido en una de las prioridades internacionalistas del Gobierno de Nicolás Maduro". Además destapa que Maduro estaría financiando con ese petróleo al candidato del FMLN e inclusive al de UNIDAD.

Aquí, los salvadoreños sabemos de las visitas del candidato del FMLN a Sudamérica y la exposición pública de pleitesía que los líderes de ese partido dispensan a los gobernantes chavistas en sus actos políticos.

Sabemos cómo la empresa Alba Petróleos se instrumentaliza para transferencias millonarias a través de la factura petrolera. Con crédito a condiciones blandas que será pagado en 25 años para más de la mitad de la factura de combustibles. Esta concesión la da PDVSA, que es la petrolera estatal del Gobierno de Nicolás Maduro.

Para el año 2012, la importación total de diesel superó los US$490 millones y de gasolina los US$350 millones. Su venta interna en buena parte es gestionada por esta filial de la transnacional de PDSVA. Lo que le permite una liquidez impresionante para --entre otras cosas que no sabemos-- comprar, financiar o abrir varias gasolineras de bandera Alba Petróleos e incursionar en varios negocios, diversificándose. Este poderío de Alba Petróleos se ha logrado sin que el país se incorpore a Petrocaribe.

La administración Funes nunca dio el paso de incorporar al país a Petrocaribe, aunque su Ministro de Economía alardeó diciendo a los medios que el presidente le "ha instruido indagar, explorar y conocer las condiciones y la viabilidad de la posible incorporación de El Salvador a Petrocaribe"…. Dijo: "Le entregaré al presidente el informe de esa indagatoria y él tomará la decisión". Pero nada.

¡Y es lógico! Desde el momento que el país se incorpore al programa Petrocaribe, cada año, la Asamblea Legislativa tendría que aprobar por mayoría calificada el endeudamiento. Y a partir de mayo del 2015 esa mayoría no la tendrán a disposición como hoy.

La cúpula del FMLN que controla la política empresarial de Alba Petróleos, jamás soltaría este "negocito" de millones.

El candidato del FMLN, que ceremonioso participa en actos chavistas, ofrece en su campaña electoral embrocar al país en el ALBA e incorporarlo a Petrocaribe. Simplemente miente. Jamás los petroleros del FMLN, S.A. de C.V. cederán este billete al control legislativo.

Y así como el 2015 no tendrían mayoría legislativa para endeudar al país con los combustibles, otro plazo importante se le venció a Alba Petróleos ayer lunes 19 de agosto.

Según un comunicado de prensa suscrito por la Superintendencia de Competencia, este lunes 19 debió haberse recibido toda la información que requirió ésta a Alba Petróleos en el proceso sancionador iniciado el 18 de julio, ante una posible infracción a la Ley. Según la Superintendencia son cinco operaciones de centralización no autorizada que incumplieron los supuestos establecidos por la Ley de Competencia. ¡Cada una de estas operaciones excedió los US$140 millones en activos combinados!

Alba Petróleos que presuntamente hizo una centralización contraria a la Ley, debió entregar toda la información requerida por la Superintendencia y además, aportar las alegaciones, documentos e información para su defensa. Abundante información.

Una vez integrado este interesante Expediente, el Superintendente deberá concluir la investigación y elevar el caso al consejo directivo, que dentro de un plazo no mayor de un año contado a partir del inicio de la investigación, sólo podrá ampliarlo un año más.

¡Sin embargo el próximo 1 de junio, el nuevo Gobierno pedirá cuentas!

¿Qué tranzas develará el Expediente?

* Colaborador de El Diario de Hoy.

resmahan@hotmail.com