La nueva correlación de fuerzas

Con la renuncia de la diputada Claudia Ramírez de las filas del partido ARENA, que la llevó a ostentar una curul, no hay duda que cambia por completo el panorama de correlación de fuerzas, sobre todo en aquellos proyectos de ley en los que no habían podido encontrar la lleve de la aprobación, de modo que ya no hay trabas para que el FMLN y Cía., puedan gobernar sin oposición, lo cual se puede volver preocupante, ya que no era esa la voluntad popular.

Sin embargo hay que brindarle el beneficio de la duda a la diputada Ramírez, probablemente las causas de la renuncia sean legítimas y moralmente aceptables, pero esto sólo lo podremos saber con el tiempo, de manera que si ella se mantiene al margen de ciertas votaciones de relevancia, que sólo interesa estratégica y políticamente al bloque del FMLN-GANA-PES-CN, entonces ella le estará dando una lección de moral no sólo al partido ARENA, quien la llevó al poder, sino que estará haciendo justicia a los miles de votantes que le dieron su respaldo en las urnas, y consecuentemente servirá de referente para que más diputados dejen de ser maniquíes de los dirigentes políticos, que no permiten que voten por conciencia ni decencia. Con esto no estoy diciendo que los diputados deban de ser anárquicos e irreverentes a su jefe de bancada, creo que es importante el orden y la disciplina.

Porque nadie que pertenece a la izquierda se pasa a derecha y viceversa, me refiero a los que tienen en sus venas la convicción de su ideología y no a los oportunistas que están en un partido político para ver qué consiguen.

Por lo tanto si los ideales de la diputado Ramírez son nobles, en cuyo caso el acto será moralmente plausible, pero si con el tiempo comienza a votar a favor de los proyectos políticos que benefician únicamente los intereses del bloque FMLN-GANA-PES-CN, y deciden después de las elecciones 2014 desmantelar la Sala de lo Constitucional, entonces sabremos que sus intereses no eran tan nobles y en cuyo caso el acto será moralmente reprobable.

Y entenderemos la mayoría de ciudadanos que deben de haber intereses oscuros que están provocando este desequilibrio al partido ARENA, ya que es una opción real de gane, y la mejor forma para debilitarle es minando las bases y la moral a través de la división, la intriga y la mentira, el mismo ambiente que se pasea por los curules del Salón Azul de la Asamblea Legislativa, donde se está entretejiendo todo un mecanismo para manguar hasta la mínina expresión a la oposición.

Claro que la decisión de desmantelar a la Sala de lo Constitucional no la tomarán en estos días, porque no quieren echarse ese muerto en tiempos de campaña, ya que en los días de pesca hasta los chacalines son importantes y no quieren jugársela porque saben que el costo político les puede representar la pérdida de las elecciones, por esta razón postergarán esa decisión hasta el 2014.

Por lo que hago un llamado a los diputados que se han denominado independientes, para que piensen cómo ejecutarán su voto, ya que lo único que nos queda de la incipiente democracia es la Sala de lo Constitucional.

*Catedrático de la Universidad Francisco Gavidia. Colaborador de El Diario de Hoy.

jaimeramirez_ortega@hotmail.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.