Habemus Papam….. un asombroso latinoamericano

Fuimos testigos visuales por TV, de un gigantesco evento histórico universal, la elección de un nuevo pontífice, que desde un principio ha roto el molde por ser latinoamericano, el cardenal Jorge Mario Bergoglio, de Buenos Aires. Él adoptó el nombre de Francisco, haciendo honor a Francisco de Asís, destacado santo por su extremada dedicación a los marginados, pobres y oprimidos. Esta elección acaparó la atención mundial el pasado miércoles 13/3/13.

Conocemos por fe, que el cónclave para elegir al papa es iluminado por el Espíritu Santo. Así se ha comprobado hoy al seleccionarse un cardenal destacado por su humildad y austeridad, que declinó vivir en la elegante mansión eclesiástica argentina, prefiriendo una sencilla cama, en un céntrico cuarto bonaerense calentado por pequeña estufa en invierno, habiéndose conducido siempre a todo lugar de Argentina por bus.

De mentalidad flexible, Su Santidad Francisco, modernizó la Iglesia Católica argentina que había estado entre las más conservadoras del mundo, aunque manteniendo rigurosamente sus posiciones doctrinales. Aún resuena su acusación a otros religiosos recriminándoles olvidar que Jesucristo bañó a leprosos y comió en compañía de prostitutas. "En nuestra región eclesiástica --dijo el cardenal a sus sacerdotes--, hay presbíteros que no bautizan a los chicos de las madres solteras porque no fueron concebidos en la santidad del matrimonio. Estos son los hipócritas de hoy. Los que clericarizaron a la Iglesia. Los que apartan al pueblo de Dios de la salvación. Y esa pobre chica que, pudiendo mandar a su hijo al remitente (aborto), tuvo la valentía de traerlo al mundo, va peregrinando de parroquia en parroquia para que se lo bauticen".

"Clericalizar la Iglesia es hipocresía farisaica".

Contrario al asesinato del aborto y al matrimonio gay y pasando mucho tiempo en los vecindarios pobres, tuvo fuertes encontronazos con el presidente Nestor Kirchner, primeramente, cuando censurara duramente la pobreza masiva y marginación que se vive en Argentina, y posteriormente criticando reciamente a la presidenta Cristina Fernández Kirchner por impulsar el matrimonio homosexual diciendo: "No seamos ingenuos, no se trata de una simple lucha política, sino de la destrucción del plan de Dios", sosteniendo que las adopciones de niños por homosexuales era discriminativo para esos niños. La presidenta comparó sus afirmaciones con "la época medioeval e inquisición", manteniéndose desde entonces insondable distanciamiento Gobierno-Iglesia.

Es curioso que hubiese cambio de pontífices en el Vaticano, a pocos días de anunciarse la muerte del dictador venezolano Hugo Chávez, quien recibiera a Venezuela con una deuda de $20billones por malos manejos de corruptos gobiernos predecesores, y además con el petróleo valiendo $8°° el barril. Sin embargo tiene la suerte que poco después el barril empieza a subir, llegando en cierto momento hasta más de $100°°, proporcionándole formidable bonanza. Pero mientras supuestamente sacara de la pobreza a un millón de venezolanos en una población de 19 millones de habitantes, lo cual es un minucia pues la enorme mayoría es de pobres, al morir deja una fortuna personal de $2 billones, y a Venezuela con una deuda que subió a $120 billones, con colosal crisis económica y alimentaria y con escasez de todo a raíz de despilfarrar los petrodólares de los venezolanos en su deseo expansionista chavista por Latinoamérica, enviando millonarias ayudas a varios países como Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Uruguay y otros de Unasur, especialmente a Cuba, que según el geólogo venezolano Gustavo Coronel, denuncia una entrega de 100,000 barriles diarios de petróleo, que a $75°° actuales/barril, suman unos 7.5 millones al día, despojados a los pobres venezolanos.

Ante tanta injusticia y corrupción en Latinoamérica, queda una interrogante, ¿será casualidad que muere en Latinoamérica el poderoso megalómano, ególatra corrupto, endiosado dictador, Hugo Chávez, e inmediatamente surge como líder de mil millones de católicos en el mundo, nuestro papa Francisco, un humilde pero valiente y fuerte paladín latinoamericano, sin miedo de enfrentarse a los gobiernos por la justicia social y la moral?

La Sra. Vanda Pignato parece pretender legitimar el asesinato del aborto y destrucción de familia mujer-hombre-hijos, transgrediendo los fundamentos cristianos y valores salvadoreños. Sería mejor que desistiera de sus intentos, porque hemos visto nuevamente hoy, el Poder de Dios.

*Columnista de El Diario de Hoy.