OTROS EDITORIALES

¿Últimos Papas?: Profecías de San Malaquías

Por Evangelina del Pilar de Sol * Domingo, 17 de Febrero de 2013

Por la inesperada renuncia de nuestro Papa Benedicto XVI –quien parecería poner su decisión en las manos de Nuestra Madre Santísima, al anunciarla el 11 de febrero, Día de la Virgen de Lourdes–, debo repetir –compactado–, artículo publicado en EDH en mayo 2005, que puede leerse entero en mi libro "Al filo de mi pluma".

En abril 13, días antes que Benedicto XVI fuera electo, "NewsMax" (periódico cibernético), divulgó informe de profecías acerca de los Papas, escritas por San Malaquías, obispo irlandés fallecido en 1148.

Sus aciertos proféticos impresionan, asegurando que después de Juan Pablo II sólo habría dos pontífices más antes del final de los tiempos.

Cuando Joseph Ratzinger fue nombrado Papa, seis días después de leer yo dichas profecías, me impactó ver cumplirse otra más.

Aquí el artículo de "Newsmax":

"San Malaquías, según biografía de San Bernardo de Clairvaux, tenía dones proféticos, prediciendo hora y día de su muerte.

"En 1139, recibió visión vislumbrando a todos los Papas que habría después de Inocente II hasta el fin de los tiempos. Serían 112.

"Escribió algunas palabras en latín describiendo cada Pontífice, entregando el manuscrito al Papa Inocente II, quedando en el Archivo Vaticano, publicándose hasta en 1590".

(Reproduzco únicamente las descripciones de los más recientes Papas, pudiendo encontrase el resto en Internet):

"Profecía 108, para el Papa Pablo VI fueron 'Flos Florum' (Flor de flores). Su escudo de armas incluía tres flores de lis".

"Profecía. 109, para Juan Pablo I: 'De Medietate Lunae' (De la media luna). Nació en la diócesis de Belluno, que quiere decir bella luna, fue bautizado como Albino Luciano (Luz blanca) y elegido Papa en agosto 26 de 1978, cuando la luna estaba en menguante".

"Profecía 110, para Juan Pablo II: 'De Labore Solis' (Del eclipse solar). Nació en mayo 8 de 1920, durante un eclipse solar e igual al sol que nace en el este, él nació en el este, en Polonia".

"Las finales dos profecías" --(decía artículo)-- "falta que sean cumplidas":

"Profecía 111, 'Gloria Olivae': (Gloria de la Oliva). Esta descripción no es clara. Pero San Benedicto, profetizó en su tiempo, que cerca del final de los tiempos habría un Papa Benedictino, Orden conocida también como "OLIVETANOS", conduciendo la Iglesia Católica en sus últimas batallas contra el mal".

"Profecía 112, Papa 'Pedro el Romano', reinará en la última persecución de la Santa Iglesia Católica. Desplazará su rebaño entre muchas tribulaciones. Después, la ciudad de las siete colinas (Roma) será destruida y el Todopoderoso Juez vendrá a juzgar a la gente".

Ahora lo impactante. Cuando es electo Papa el cardenal Ratzinger, él, por sentir profunda devoción hacia San Benedicto, decide llamarse Benedicto XVI, dignificando al fundador de esa Orden "Olivetana", Benedicto I, cumpliéndose así la 111 Profecía.

Preocupa el corto reinado de Benedicto XVI, pero más aún, si tuviéramos a un Pedro el Romano como Papa, porque sería otra profecía cumplida, exponiéndonos al potencial final.

Nuestra Patria es buen ejemplo del existente universal caos moral, con nuestra sociedad, con políticos vendiendo nuestras libertades al Gobierno-comunista-chavista, con los poderes gubernamentales: Ejecutivo, con presidentes corruptos; Judicial con magistrados pretendiendo eliminar a los pocos honestos defensores de nuestra Constitución; Legislativo, plagado de desprestigiados diputados, protegiendo su perversión con leyes contra la transparencia.

Deberíamos ahora, Tiempo de Cuaresma, recapacitar en lo anterior para aplacar, con verdadera conversión, una posible Ira Divina.

* Columnista de El Diario de Hoy.

EL DIARIO DE HOY NO SE HACE RESPONSABLE POR LOS COMENTARIOS DE SUS COLABORADORES