El pastor López Bertrand y su legado

Dos meses atrás El Salvador recibió la mala noticia de que el pastor Edgardo López Bertrand, sufrió un accidente cerebrovascular hemorrágico, que le imposibilitó continuar con su labor pastoral en todo lo largo y ancho del país. No cabe duda que todo lo que ocurre está bajo la soberanía de nuestro glorioso Señor Jesucristo y de esta manera lo tomó el Tabernáculo Bíblico Bautista.

Y las demás iglesias que se sumaron con sus valiosas oraciones, las cuales fueron escuchadas, y en la medida que los días iban pasando, se observó la misericordia de Dios, con la milagrosa mejoría de la salud del pastor Bertrand, ya que se esperaba una muerte abrupta dado lo complicado de este tipo de accidentes cerebrovasculares.

Esto me recuerda algunos eventos bíblicos, donde la fe intercesora produjo beneficios maravillosos en la vida de los enfermos y necesitados. Como el caso de la mujer cananea, la cual es digna de ser colocada en la galería de las mujeres de fe. Su indetenible amor por la condición en que vivía su hija que estaba endemoniada (Mateo 15:21).

Describe el apóstol Mateo que esta mujer se acercó a Jesús para que intercediera por su hija, pero el Maestro no le respondía, aunque sabía de su dolor y conocía el tormento de la muchacha. Sin embargo, aunque esta mujer no entendía el porqué del silencio de Jesús y escuchando a los discípulos, lo último que quería oír: "Despídela". Pero no se inmutó frente a lo que pareció inaudito.

Pero como alguien que no tiene más alternativas, pues esta era su única oportunidad para salvar a su hija, se adelanta e interrumpe el caminar de Jesús, postrándose en tierra con estas palabras: "¡Señor, socórreme!" Jesús rompió su silencio, y cuando ella espera la palabra sanadora para su hija se encontró con la última respuesta que ella hubiese pensado: "No está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos". Ella le responde: aun los perrillos comen de las migajas que caen de las mesas de sus amos.

Cuando Jesús vio la manera cómo aquella noble mujer había enfrentado todas las "montañas" que se levantaron contra ella, probando su fuerte fe, la elogia con estas palabras: "Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres".

De manera que la fe de todos aquellos que intercedieron en oración por el pastor Bertrand, más su incalculable trabajo que ha sido ejecutado por el Tabernáculo Bíblico Bautista Amigos de Israel durante 40 años en el país, hicieron que la misericordia de Dios cayera sobre la vida del pastor Bertrand, para que continúe su labor pastoral.

Sin duda durante esos 40 años se han salvado, quizás varios millares de vidas humanas, en virtud que tuvieron un cambio de actitud después que conocieron a Jesús, producto de miles de predicaciones que ha dado el pastor Bertrand, en los distintos parques, pueblos, cantones, caseríos, hospitales, bartolinas y centros penales, lo cual trajo una reducción de los niveles de violencia aun en medio de la guerra civil que envolvió de luto al país.

También por mano del pastor Bertrand se han abierto más de 500 iglesias a nivel nacional e internacional, que están trabajando para el desarrollo de sus comunidades a través de los distintos programas sociales. Así mismo, se han fundado orfanatos, centros de rehabilitación, ministerios de radio y TV, y programas de niños especiales entre otros.

Gracias pastor Bertrand por darle mucho a su país y que nuestro Señor Jesús le recompense en esta vida y la venidera.