Busquemos la luz de la fe

Por Óscar Rodríguez Blanco, s,d,b.* Viernes, 14 de Diciembre de 2012

La Navidad se acerca. Es una de las fiestas más importantes del cristianismo. Creyentes y no creyentes la celebran en el mundo entero conforme sus propias costumbres. Vivimos en un país de raíces cristianas .y sabemos que en Navidad Dios se hace presente como el "Emmanuel" --Dios con nosotros-- que viene a salvarnos.

Se nos invita a levantar la cabeza para no olvidar que Dios existe y su presencia salvadora. El profeta Isaías, anunció el programa de la salvación de Dios bajo el símbolo de la luz. "¡Levántate, brilla, que llega tu luz; la gloria del Señor amanece sobre ti! Mira: La tinieblas cubren la tierra, la oscuridad los pueblos; pero sobre ti amanece el Señor, su gloria aparecerá sobre ti" (Is.60,1-2). Muchos viven en las tinieblas de su vida, andan perdidos, necesitan encontrar esa luz. Hay quienes buscan con sincero corazón la luz de la fe y la verdad, éstos andan por buen camino pues Dios se les manifestará.

Estamos en el Año de la Fe y se nos pide profundizar este don de Dios. La Facultad de Teología de la Pontificia Universidad de Chile, atendiendo las sugerencias dadas para clarificar el don de la fe, organizó un diálogo entre un representante de la fe musulmana, otro de la fe judía y otro de la fe católica. Los representantes de estas tres grandes religiones monoteístas al finalizar sus ponencias, dieron paso a un fecundo diálogo entre todos los asistentes.

El doctor Feisal Mórthell, representante del Islam, explicó que la fe no está separada de la razón "No existe una fe ciega, siempre tiene que estar basada en un argumento, razonar la existencia de Dios" y añadió que la fe para el Islam tiene cuatro bases: la paciencia, la certeza, la justicia y el esfuerzo. El rabino de la Comunidad Bnel Israel, Alejandro Bloch expresó: "La fe no es un camino, sino un acto de abrir camino. Es el pasaje que el alma debe cavar incesantemente entre montañas de insensibilidad. No es un don ni un tesoro que podemos encontrar al azar…, así como no podemos pensar en el mundo sin la premisa de que existe el mundo, no podemos pensar en Dios sin la premisa de la realidad de Dios. La existencia de Dios no es real porque sea concebible, es concebible porque es real".

El sacerdote jesuita Eduardo Silva, repasó algunos aspectos sobre cómo obtenemos la fe, proponiendo que ésta no es innata, si no que alguien nos la presenta. Y en base a esa presentación es como nosotros la tomamos. "La fe si no es libre, no es fe". "La fe no se contradice con la razón. La fe tiene que ser sensata para dialogar con el mundo".

Esta hermosa actividad, realizada con profundo respeto, nos hace pensar como ellos mismos lo admitieron, que la humildad es la mejor herramienta para el diálogo. La fe no se impone a la fuerza, la fe se acepta y se cultiva durante toda la vida. Dentro de unos días estaremos celebrando la Navidad, y como nos dice el padre Raniero Cantalamessa en sus sermones de adviento: "Celebra verdaderamente la Navidad quien es capaz de hacer hoy, a distancia de siglos, lo que habría hecho, si hubiese estado presente ese día. Quien hace lo que nos enseñó a hacer María: ¡arrodillarse, adorar y callar!

*Sacerdote salesiano.

EL DIARIO DE HOY NO SE HACE RESPONSABLE POR LOS COMENTARIOS DE SUS COLABORADORES