Pretenden imprimir billetes y caerle encima a tus ahorros

En los Ochenta, durante el primer desgobierno de izquierda que padeció el país, mucha gente fue despojada de parte de su dinero con los tipos de cambio, lo que será el caso con las remesas

Al contrario de Ecuador, un país dolarizado, el candidato comunista a la presidencia habló de dos de sus proyectos en el hipotético caso de que triunfe en las venideras elecciones: formar una comisión para estudiar volver al colón y caer encima de los fondos de pensiones.

En otros términos, pretenden hacer lo opuesto a lo sucedido en Ecuador, que para salir del espantoso descalabro monetario, económico y social en el que se habían hundido, abandonaron el sucre y dolarizaron. Y uno de los motivos que forzó el cambio es que un altísimo porcentaje de los jubilados en Ecuador recibía pensiones equivalentes a cinco, siete y nueve dólares al mes, sumas que, como se decía entonces, "no alcanzan a alimentar a un perro callejero".

Es curioso que estando allá, o ningún representante del gobierno ecuatoriano informó a sus visitantes el porqué del dólar, o si lo hicieron no les dio la gana a estos oírlo. Pero la intención no puede ser más clara, por lo que toca a los salvadoreños pensar un poquitín para vislumbrar la clase de amenazas que se ciernen sobre sus cabezas que, en resumen, son las siguientes:

La primera, que los ahorros de la gente van a dejar de ser cuentas medio saqueadas, para convertirse en dineros públicos los que, a muy corto plazo, serían embolsados por los redentores del país. Eso estuvo a punto de suceder en la presidencia Saca pero la opinión pública evitó el saqueo total.

La segunda, que las cuentas que ahora tiene la gente en bancos y financieras, o inclusive metidas bajo el colchón, van a perder rápidamente su valor tan pronto comience la maquinita a imprimir colones. No conocemos un solo caso en que se abandone una moneda fuerte por papeles, donde eso no suceda; el peor ejemplo de la historia se dio en Alemania, durante la república de Weimar. Y el mecanismo es simple: prohibir la tenencia y el pago en dólares.

¡Si se dio con esos serios, esforzados y honestos alemanes que manejaban la maquinita! !Imaginen lo que sucederá con náhuatl-parlantes!

Sin necesidad de bola de cristal es fácil adivinar el incierto futuro

En los Ochenta, durante el primer desgobierno de izquierda que padeció el país, mucha gente fue despojada de parte de su dinero con los tipos de cambio, lo que será el caso con las remesas: llegan al banco buenos dólares y el banco le entrega al beneficiario malos papeles con la efigie de Colón impresa.

Ponte, estimado lector, en los zapatos de alguien que viene ahorrando para su jubilación desde hace veinte o treinta años. A pesar del saqueo que se viene perpetrando y a que los ahorros no ganan intereses iguales a los del mercado, todos los que han ahorrado en las AFP saben con cuánto disponen y, lo más importante, también saben que las entidades que administran esos dineros están de manera permanente sujetas a auditorias, fiscalizaciones y deben rendir cuentas al final de cada período fiscal.

Traten de hacer lo mismo con lo que hayan ahorrado en el Seguro "Social", para ver qué les responden...

Si en estos momentos, pese a contar con una moneda segura, estamos en último lugar del Hemisferio como país para invertir y mantener en movimiento la economía, no se necesita tener una bola de cristal para saber lo que sobrevendría en esta tierra y la clase de vida que tendrás con tu familia.