OTROS EDITORIALES

El presidente de Francia contra la sociedad civil

Por Luis Fernández Cuervo* Domingo, 27 de Enero de 2013

Todo empezó el pasado 17 de noviembre cuando miles de personas se manifestaron por las calles de diversas ciudades de Francia, contra la legalización del matrimonio homosexual, que incluiría el derecho a adoptar niños. El proyecto de ley ya fue aprobado por el Consejo de Ministros del Presidente Hollande. La Nacional Francesa debe aprobarlo el 29 de enero. De noviembre a enero, el conflicto en vez de agotarse ha estallado en una enorme y multiforme manifestación de la sociedad civil, que no cesa y que pide unos Estados Generales (¡!) para debatir ampliamente ese proyecto.

Nadie esperaba que ese rechazo incluyera a más de 15 alcaldes, que también llegara a Roma, ante el Palacio Farnesio, a embajadas francesas de todo el mundo, que alcanzara más de un millón en la manifestación en París --La Manif pour tous--, del domingo 13 de enero y sobre todo que contara con varios homosexuales opuestos a ese proyecto. Algo nunca visto. Algo digno de figurar entre los récords de Ripley.

¿Quiénes están en esta protesta? Hay de todo, católicos, evangélicos, judíos, mahometanos, agnósticos, ateos, matrimonios con sus hijos --para que vayan aprendiendo lo que les va a tocar--, hombres, mujeres, viejos, niños y… prominentes homosexuales.

Xavier Bongibault, ateo y líder gay, desfiló con el lema "Más homosexuales sin matrimonio" y dijo que en Francia "el matrimonio no está diseñado para proteger el amor entre dos personas. El matrimonio francés está específicamente diseñado para proporcionar familias a los niños". También explico que "el estudio más serio realizado hasta ahora, demuestra de forma muy clara que un niño tiene problemas cuando es criado por padres homosexuales".

"El derecho de los niños prevalece sobre el derecho a los hijos" fue el eslogan de manifestantes como el alcalde francés Jean Marc, homosexual que vive con un hombre desde hace veinte años, pero que sostiene que el movimiento LGBT que habla en los medios no le representa. "Como sociedad --dice-- no deberíamos estar fomentando esto. No es biológicamente natural". Otro notable opuesto a la propuesta del Gobierno es Philippe Ariño, escritor homosexual bien conocido en Francia por su libro Diccionario de códigos homosexuales en dos volúmenes, y también por otros dos libros, tanto en perspectiva íntima como social, en torno a "la pareja homosexual, más allá del bien y del mal". Ariño se ha opuesto con claridad contra considerar a las parejas de gays o lesbianas como matrimonios. En su última entrevista, concedida al semanario Famille Chrétienne, le dice con rotundidad al presidente socialista François Hollande: "¡Por favor, ahórrenos esta ley!".

Jean-Dominique Bunel, especialista en derecho humanitario dijo a Le Figaro que fue criado por dos mujeres y que padeció "la falta de un padre, de una presencia diaria, de una personalidad y de un ejemplo adecuadamente masculino, de algún contrapeso para la relación entre mi madre y su amante. Fui consciente de esto desde muy temprano. Viví esa ausencia de un padre, la experimenté, como una amputación".

"No se trata de impedir a los homosexuales que se quieran o que las familias homoparentales críen a sus hijos, sino de protestar contra el cambio de la estructuración de la sociedad", subraya la líder del colectivo organizador, Virginie Merle. Este movimiento sobre todo una elección afirmativa del matrimonio natural porque es el único que procrea nuevos ciudadanos, es una elección para sobrevivir. Por eso su estar a favor del matrimonio real y de los derechos de los niños con lemas como: "Por una humanidad sostenible" y "La diferencia es la clave de la existencia". Quieren seguir en el "suicidio demográfico" (mueren más franceses que los que nacen). Ese es el punto central de su rechazo a la propuesta del presidente socialista.

Y la insistencia de Hollande… ¿a qué se debe? ¿no entiende que es algo innecesario y muy conflictivo? ¿O es algo impuesto por la cultura de la muerte y su poder imperial?

*Dr. en Medicina.

Columnista de El Diario de Hoy.

luchofcuervo@gmail.com

EL DIARIO DE HOY NO SE HACE RESPONSABLE POR LOS COMENTARIOS DE SUS COLABORADORES