Salvador Sánchez Cerén ¿presidente 2014-2019?

No tiene nada de malo y es completamente legítimo, lo hemos visto en nuestro país y alrededor del mundo, que un vicepresidente tenga intenciones de correr en las próximas elecciones como presidente de la república. En nuestro país lo vimos en los dos anteriores gobiernos, como en los casos de Carlos Quintanilla y Ana Vilma de Escobar. En los Estados Unidos el caso del ex presidente George Bush padre, que fue vicepresidente del presidente Ronald Reagan y también el intento de Al Gore, vicepresidente del presidente Bill Clinton.

Hago una pausa histórica. Nuestro actual vicepresidente Salvador Sánchez Cerén es uno de los líderes históricos más emblemáticos de la ex guerrilla salvadoreña, el Frente Farabundo Martí por la Liberación Nacional (FMLN). Durante la guerra fue secretario general de las Fuerzas Populares de Liberación (FPL) y parte de la comandancia general del FMLN, lo cual lo vuelve uno de los firmantes de los Acuerdos de Paz.

El ser uno de los líderes emblemáticos también lo convierte, inmediatamente, en uno de los hombres que más crímenes cometidos durante la guerra tiene sobre su espalda. Es decir, en caso se eliminara la ley de amnistía general, este personaje fuera de los primeros en ser arrestado.

Según Geovani Galeas yBerne Ayala en su libro "Grandeza y miseria en una guerra", los peores crímenes que cometió o por lo menos a los cuales es responsable, son torturas y asesinatos de guerrilleros. Según tengo entendido, estas torturas y asesinatos ocurrieron debido a posibles infiltraciones de combatientes en la guerrilla y los números de víctimas andan desde los cientos a los miles.

Dejo de un lado la historia y regreso al punto principal. ¿Por qué creo que va a correr Sánchez Cerén para presidente? Primero, para el 2014 va a tener 70 años de edad y en caso de ganar terminaría su mandato a los 75 años. A pesar de que ya es una elevada edad, pareciera ser su última oportunidad para tomar esta decisión. Segundo, como mencioné anteriormente, es común que un vicepresidente quiera convertirse en presidente. Tercero, el FMLN sabe que a pesar que ganaron las elecciones pasadas, no lo hicieron con un miembro del FMLN de pura cepa, Sánchez Cerén sí sería uno de ellos.

La cuarta razón es la manera directa en que desobedeció la orden del presidente Funes, que prohíbe la presencia de funcionarios públicos en eventos partidarios. Sánchez Cerén, como es natural, fue el protagonista del evento del FMLN y uno de los oradores principales. Días antes, el presidente Funes había destituido a dos funcionarios por desobedecer su orden, Sánchez Cerén fue la excepción.

Claramente esta fue una señal del vicepresidente para su militancia, que expresa: "Que quede claro que el presidente Funes y yo somos dos cosas diferentes". Comprobando que Sánchez Cerén siente que no ha llegado al poder "realmente", ya que si lo hubiera hecho, sin lugar a dudas hubiera seguido la orden del presidente Funes.

Lo repito, las próximas elecciones presidenciales del 2014 son la última oportunidad para que cualquiera de los líderes históricos del FMLN llegue a la presidencia. El FMLN emblemático no ha llegado al poder por completo, se están volviendo ancianos (como es común en partidos de izquierda radical alrededor del mundo) y muchos de ellos llevarían ya más de 30 años siendo dirigentes del mismo. Está claro, en la próxima o nunca.

Los que mandan en el Frente son los de ideología más radical y con más manchas de sangre en sus manos, lo cual los vuelve blancos perfectos desde el punto de vista de ARENA, tal como sucedió con Handal y posiblemente sucedería con Sánchez Cerén. Sin embargo, sostengo mi teoría, pronto sabremos si está correcta.

*Lic. en Economía y Negocios

Internacionales.

Columnista de El Diario de Hoy

Twitter:@SergioTotoR