"Ser flamenco no es una música, es un estilo de vida"

» El sevillano y cantaor de flamenco Félix de Lola visitó El Salvador

Sentados: Francisco Gálvez, Rigoberto Reyes y Félix de Lola (de izq. a der.). Parados, Manolo Chacón (izq.) y Leví Reyes.FOTO EDH / jorge reyes

"Yo me levanto flamenco, desayuno flamenco, me ducho flamenco, canto flamenco y me duermo flamenco, olé", así lo aseguró Félix de Lola, originario del barrio de Triana en Sevilla, España, quien visitó el país para desarrollar un intercambio del arte del flamenco, un taller y una presentación con el grupo Alma Flamenca, de El Salvador.

De Lola inició su carrera como cantante con la familia Campallo para estudiar posteriormente con los cantaores de renombre Jesús Heredia y Naranjito de Triana, famosos en la región española.

Debido a sus giras alrededor del mundo, el sevillano ha aprendido que el flamenco es algo internacional y que para cantar este género no es necesario ser un gitano o español sino que "hay que ser persona para interpretar el flamenco porque el flamenco es lo que habla el alma, no el idioma". De hecho, en sus visitas en Asia ha encontrado que en Japón hay más academias de flamenco que en España.

En cuanto a la agrupación nacional Alma Flamenca, esta se compone por Manolo Chacón, percusionista, Leví Reyes y Rigoberto Reyes en la guitarra y Francisco Gálvez, director de la compañía.

"Nosotros tenemos un año trabajando el proyecto, ya hemos hecho presentaciones en Plaza Futura, La Gran Vía y en fiestas privadas. Nuestro objetivo principal es difundir la cultura musical gitana por América Latina", indicó Gálvez.

Después de la experiencia vivida, De Lola indicó que el conocimiento autodidacta de los músicos salvadoreños le "sorprendió bastante. Sí que lo hacen bien, para no haber ido a España, y haber extraído el aprendizaje desde el youtube en El Salvador lo están haciendo muy bien".

Según el cantaor, quien es director de la compañía Bahía Flamenca con su sede en San Francisco, California, actualmente los lugares donde más se practica el flamenco son las capitales de Sevilla, Madrid y Barcelona, además de Jerez de la Frontera en la ciudad de Cádiz.

Cada estilo de flamenco es diferente dependiendo de la región, explicó De Lola, varían en sonido, apariencia y acento.

Por otra parte, el 16 de noviembre de 2010, el flamenco fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco y fue incluido en la lista de manifestaciones culturales.

Al respecto, De Lola mencionó que este nombramiento le da "mucha alegría", ya que el flamenco ahora está "en el sitio que se merece después de tantos años de miseria, porque era considerada una música de clase baja".