Hoy serán acusados ante un juzgado de paz

Capturan a tres sospechosos de violar a un niño monaguillo

» Dos de ellos trabajan como enfermeros de un asilo de ancianos

En la iglesia santa catarina de Apopa, el sacristán Pedro Ramírez aseguró que Óscar René Nataren Torres tiene el cargo de presidente de la Asociación de Descendedores del referido templo. Ramírez sostuvo que tenía cinco años de servir a la parroquia. FOTO edh / archivo

El presidente de la Asociación de Descendedores de la parroquia de Santa Catarina en Apopa y dos sujetos más fueron capturados el viernes bajo cargos de violar a un monaguillo de 14 años, informó la Fiscalía General.

Los detenidos han sido identificados como Óscar René Nataren Torres, de 28 años (colaborador de la iglesia); Salvador Ernesto Vásquez Espinoza, de 27 (este último quedó en silla de ruedas debido a un accidente que tuvo después de los hechos) y José Pablo Cortez, de 18, este último asiste a la referida iglesia.

Fiscales de la Unidad de Delitos contra la Mujer y el Menor del Ministerio Público en Apopa explicaron que los vejámenes contra el monaguillo comenzaron en febrero de este año, cuando participaba en los preparativos de la Semana Santa.

El Ministerio Público explicó que el primero que supuestamente abusó del muchacho fue Nataren Torres, quien estaba relacionado con el menor por el trabajo pastoral.

Según la fuente, después de varias semanas de violaciones, el capturado ofreció sexualmente al menor con Vázquez Espinoza, Pablo Cortez y otro sujeto que está prófugo.

Una fiscal, que sólo se identificó con el apellido Solórzano, sostuvo que los imputados, para evitar dejar más evidencias supuestamente utilizaron cremas, preservativos y otros líquidos al momento que cometían los abusos contra el niño.

Luego de varias semanas, Cortez supuestamente agredió al menor, al igual que Vásquez Espinoza y el prófugo. Cortez violó al niño bajo amenazas "de que si no se dejaba, le diría a su madre", dijo la Fiscalía.

Según la investigación del Ministerio Público, un día Pablo Cortez le expresó a la madre de menor que "tuviera cuidado con el niño, porque le estaba pasando algo malo y por eso que sólo le diera permiso de ir a la iglesia con él".

Según la fiscal, al parecer sólo Cortez quería seguir abusando del menor.

La víctima declaró a la Fiscalía que Vásquez Espinoza la llevaba a su casa a ver películas religiosas y luego pornográficas, minutos después lo violaba.

Los imputados incluso llegaron a vestir de mujer al menor, y en algunas ocasiones se burlaban de él y le decían que era "niña". La fiscal dijo que todos los vejámenes se han cometido en las casas de los detenidos.

Según los resultados de los exámenes del Instituto de Medicina Legal, el menor tiene perforación rectal, aseguró la fiscal.

Además las pruebas sicológicas que se le han practicado reflejan que el niño tiene tendencias de homosexualidad.

El menor relató los hechos durante tres horas en la sede fiscal. Por el momento recibe terapia sicológica, dijeron las fuentes.

La Fiscalía dijo que, según algunas investigaciones, los sujetos habrían agredido sexualmente a cerca de diez niños que asisten a la iglesia, aunque aún no han abierto procesos judiciales.

El sacristán Pedro Ramírez expresó que Óscar Nataren tiene cerca de cinco años de participar en las actividades religiosas, pero declinó hablar más de él. Se buscó al párroco, pero Ramírez dijo que estaba ausente.