resumen noticias
Además en

Papa: Río de Janeiro acogerá Jornada Mundial de la Juventud en 2013

» El Pontífice presidió hoy una multitudinaria misa, que puso fin al encuentro mundial 2011 realizado en Madrid, España

Reuters Domingo, 21 de Agosto de 2011

El Papa Benedicto XVI anunció el domingo que Río de Janeiro acogerá en el 2013 la próxima edición de la Jornada Mundial de la Juventud de la Iglesia Católica, luego de la misa de clausura de la edición de este año en Madrid ante un millón y medio de peregrinos.

Aunque la jornada se celebra cada tres años, el Vaticano decidió adelantar un año la próxima edición para evitar que coincida con el Mundial de fútbol del 2014 que tendrá como sede el país sudamericano.

Sin embargo, en el 2013 Río de Janeiro también celebrará la Copa Confederaciones de la FIFA, considerada un ensayo general del Mundial. Y en el 2016 acogerá los Juegos Olímpicos, luego de ganar el pasado año la organización del evento.

"Es un evento de dimensiones mucho mayores de lo que se puede imaginar. La multitud que he visto hoy en la celebración de la misa y que ha tomado las calles de Madrid me emociona y me hace pensar en las proporciones que un encuentro como ese tendrá en nuestra ciudad", dijo el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, citado por medios.

"Va a ser tan impactante que podría reunir a más gente que la Copa del Mundo", aseguró, añadiendo que los preparativos que ya ha hecho la ciudad brasileña para los otros dos grandes eventos que acogerá "contribuirán al éxito de la Jornada Mundial de la Juventud de 2013".

Finaliza Jornada Mundial de la Juventud 2011

Benedicto XVI, en su última homilía en una multitudinaria misa con la que culmina la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid, pidió a los jóvenes que pongan a Jesucristo en el centro de su vida, pero que no lo hagan en solitario sino en el seno de la Iglesia católica.

"No se puede seguir a Jesús en solitario. Quien cede a la tentación de ir por su cuenta o de vivir la fe según la mentalidad individualista, que predomina en la sociedad, corre el riesgo de no encontrar nunca a Jesucristo, o de acabar siguiendo una imagen falsa de él", dijo el Sumo Pontífice en la misa que ofició en el aeródromo de Cuatro Vientos, en las afueras de Madrid.

"No sé puede separar a Cristo de la Iglesia, como no se puede separar la cabeza del cuerpo", añadió ante un multitud que según las estimaciones superaba el millón de personas.

Anoche, una fuerte tormenta de verano de agua y viento interrumpió la vigilia de oración que dirigió el Papa en la base aérea y que le impidió pronunciar el discurso en el que tenía previsto defender el matrimonio tradicional y atacar al aborto, en una crítica a las leyes españolas que legalizan el matrimonio homosexual y el aborto.

Benedicto XVI, de 84 años, finaliza hoy una visita de cuatro días a España con motivo de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud en la que ha participado en una docena de actos religiosos y se ha mantenido encuentros con el Rey de España, Juan Carlos I, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y el líder de la oposición, Mariano Rajoy.