resumen noticias
Además en

Nace la Orquesta Filarmónica Juvenil Nacional

» El conjunto cuenta con 60 integrantes, quienes debutarán el próximo 6 de julio

Gabriela Mendoza Martes, 28 de Junio de 2011

"No todo en la música está escrito, hay cosas que quedan a criterio de quien la interpreta", aconseja Irving Ramírez, el director titular de la nueva Orquesta Filarmónica Juvenil Nacional, a sus aproximadamente 60 alumnos, quienes con sus instrumentos de viento, cuerda y percusión ensayan piezas de Mozart o de Brahms para el concierto de lanzamiento, que se llevará a cabo el próximo miércoles 6 de julio.

Esta iniciativa nació a partir del Sistema Salvadoreño de Coros y Orquestas Juveniles e Infantiles (SSCOJI) que promueve la Dirección Nacional de Formación en Artes de la Secretaría de Cultura de la Presidencia, con el fin de aportar al fomento de la cultura de paz y prevención de la violencia.

Según Ramírez, este proyecto se realiza teniendo como base el exitoso modelo de acción social por la música conocido como "El sistema", que fue iniciado en 1975 en Venezuela por el Dr. José Antonio Abreu.

"El maestro Abreu vino el año pasado a visitarnos y nos dio un gran apoyo moral. Asimismo, habló de su experiencia con este modelo. Pensamos que tener una orquesta es una necesidad para nuestra sociedad, para los niños y jóvenes del país, que les permite tener una manera de expresarse que no sea la violencia, sino un elemento artístico, tocar un instrumento o cantar en un coro; es darles la oportunidad de expresarse a través de la ejecución de instrumentos", declaró el director titular.

Los miembros de la Orquesta Filarmónica Juvenil Nacional, niños y jóvenes de entre 9 y 20 años, han sido formados desde octubre de 2010 y provienen de sectores como Tonacatepeque, Quezaltepeque, Panchimalco, San Martín, Ataco, entre otros.

El concierto, que será el 6 de julio en el Teatro Nacional a las 6:30 p.m., cuenta con un repertorio que incluye las obras "Sinfonía No. 29", de Mozart; "Suite Militar No. 1", de Gustav Holst; "Canción de cuna", de Johannes Brahms; "Un corazón solitario", de Tchaikovsky, y "El artista", de Gustav Gerloff.

Por su parte, la directora nacional de Formación en Artes, Rebeca Dávila, señaló que este ensamble musical es importante porque crea una transformación espiritual en los niños y a la vez en su familia, su escuela y su comunidad, ya que se les fomentan valores como el sentido de pertenencia, la convivencia y la cultura de paz.

También enfatizó que si hay niños y jóvenes interesados en pertenecer a esta filarmónica pueden acercarse a las instalaciones del Centro Nacional de Artes (Cenar) o llamar al 2298 1843 para obtener más información.