resumen noticias
Además en

Con motivo de la beatificación

RESTAURAN EL Papamóvil

» El vehículo será expuesto en la iglesia San José de la Montaña

Georgina E. Vividor Miércoles, 13 de Abril de 2011

El Papamóvil salvadoreño podrá ser apreciado nuevamente por miles de feligreses este próximo 30 de abril y 1 de mayo durante una vigilia que se llevará a cabo en la iglesia San José de la Montaña, con motivo de la beatificación del pontífice.

Este vehículo, ocupado por el Papa Juan Pablo II durante sus dos visitas a El Salvador (1983 y 1996), fue trasladado hace unos días del Museo Militar al Comando de Apoyo Logístico de la Fuerza Armada (CALFA) para poner en marcha labores de mantenimiento y limpieza para exhibirlo en óptimas condiciones.

Actualmente, el equipo técnico de la unidad se encuentra en labores como: cambios de filtros, limpieza de vidrios y tapicería, revisión de los sistemas de aire acondicionado y frenos, entre otros.

"Es parte de nuestra misión darle mantenimiento al vehículo y continuar preservándolo así como lo hemos conservado después de la última visita realizada por Juan Pablo II hace 15 años", afirmó el comandante del Comando de Apoyo de la Fuerza Armada, el coronel Oscar René Serrano.

Historia y detalles

El Papamóvil fue elaborado en marzo de 1983 sólo 10 días antes de la primera visita de Juan Pablo II a El Salvador.

El diseño fue creado por el coronel Oswaldo Marenco Carballo, el cual en ese momento se desempañaba en el departamento de Industrias militares de Maestranza de la Fuerza Armada. Él tomó como base para construirlo un vehículo Ford 700 del año 1982.

Los trabajos de la remodelación y los cambios que se le hicieron al vehículo duraron aproximadamente 150 horas de trabajo. Unas 77 personas participaron en las obras de remodelación, entre técnicos, electricistas, mecánicos y otros. Fue terminado a sólo cuatro días antes de que viniera Juan Pablo II.

Este Ford 700 puede alcanzar una velocidad promedio de 80 kilómetros por hora, tiene un peso de ocho toneladas y su habitáculo mide unos 3.40 metros de alto y 1.32 metros de ancho.

Además, cuenta con vidrios blindados de 2.5 pulgadas de diámetro. De igual manera posee un sistema contra incendios, aire acondicionado, lámparas interiores y sistemas de comunicación con la cabina.

En el habitáculo principal se encuentra la silla papal. Ésta cuenta con el escudo de El Salvador y dos palomas de madera a sus costados. Además, en la parte posterior del Papamóvil hay asientos para cinco personas.

Para la segunda visita del pontífice en 1996, la seguridad de Vaticano exigió hacer modificaciones, en esa oportunidad se tuvo que cambiar el motor Detroit por un Caterpillar, además de modificar la posición de los tanques de combustible, adicionar gradas y un pasamanos.

Este vehículo fue catalogado por el Diario El Sol de México en 1983 como el mejor Papamóvil que el pontífice utilizó.