Registros de patrimonio cultural

» Santa Tecla y Suchitoto crearon un inventario de expresiones culturales

En eSTE mausoleo se encuentran los restos de Francisco Dueñas, quien fue presidente de El Salvador.FOTOs EDH / ARCHIVO

Los procesos creativos individuales o grupales, asumidos colectivamente por una sociedad es el principal contenido del Primer Inventario de Expresiones Culturales de los municipios de Suchitoto y de Santa Tecla.

La idea de realizar el compilado de Santa Tecla surgió en el año 2006 en el Departamento de Educación y Cultura, cuando se proyectó la elaboración de un diagnóstico cultural del municipio, para la construcción de la política cultural de la ciudad.

Según las palabras del alcalde de Santa Tecla, Óscar Ortiz, contenidas en el documento, el catálogo "permite identificar el legado cultural, del cual somos parte los tecleños y tecleñas, que sumando sus saberes, sus tradiciones, sus creaciones y sus valores encontramos una riqueza cultural enorme".

En ambos inventarios se mencionan diferentes categorías de los bienes culturales de las ciudades como los objetos, lo construido, la creación individual, la tradición oral y las manifestaciones colectivas.

Los inventarios fueron elaborados con aportes del gobierno venezolano, según explicaron las fuentes.

Lugar del pájaro flor

La edición del inventario de Suchitoto, que en náhuatl significa "lugar del pájaro flor", se lanzó como parte de las celebraciones del 150 aniversario de esa ciudad.

Según el alcalde municipal de Suchitoto, Juan Javier Martínez, la realización del inventario cumple el objetivo de contribuir al fortalecimiento de la identidad cultural y además invita a hacer un viaje por la historia de los orígenes campesinos, la religiosidad de la gente, su vida cotidiana, fiestas patronales, juegos, cantos, creatividad popular, entre otros.

Historias interesantes pueden extraerse de las recopilaciones como la de las ruinas de la Hacienda La Bermuda en Suchitoto, que data de mediados del siglo XVIII o las ruinas de trapiche de la Hacienda el Papaturro, un espacio donde se encuentran las bases de ladrillo rojo, donde se colocaban peroles para cocinar el jugo de caña.

Asimismo, de Santa Tecla resalta la mención de varias personalidades del ámbito cultural como el empresario Ernesto Rivas Gallont y el historiador Carlos Cañas Dinarte.