resumen noticias
Además en

En Tailandia

Serpiente prehistórica devoraba huevos de dinosaurio

» El hallazgo fue publicado este martes por la revista PLoS Biology y provee evidencia de una serpiente de 3.5 metros que atacaba a los dinosaurios recién nacidos

AP Martes, 2 de Marzo de 2010

Los restos fósiles de una serpiente de 67 millones de años hallados alrededor de un huevo de dinosaurio ofrecen una oportunidad inusual para conocer los hábitos alimentarios y la evolución del reptil ancestral, expresaron científicos el martes.

El hallazgo, reportado en la edición del martes de la revista PLoS Biology, provee la primera evidencia de que la serpiente de 3.5 metros (11.5 pies) se alimentaba de huevos de dinosaurios saurópodos y sus recién nacidos, lo que significa que era uno de los pocos depredadores que acechaban a esos gigantes herbívoros.

Indica además que, hace 100 millones de años, las serpientes habían comenzado a desarrollar mandíbulas articuladas similares a las que tienen en la actualidad las boas y otras especies.

"Esta es una serpiente ancestral, bien preservada, y está haciendo algo. Hemos visto su conducta", manifestó Jeff Wilson, paleontólogo de la Universidad de Michigan, que reconoció los huesos de la serpiente entre cáscaras de huevo de dinosaurio y huesos de dinosaurios recién nacidos.

"Tenemos información sobre lo que esa serpiente primigenia hizo para subsistir", afirmó. "Además, nos ayuda a entender la evolución inicial de las serpientes, anatómica y ecológicamente", agregó.

Dhananjay Mohabey, del Instituto Geológico de India, descubrió los fósiles en 1987, pero solamente consiguió discernir los huevos de dinosaurio y los huesos de extremidades. Wilson examinó los fósiles en el 2001 y se asombró de encontrar un depredador en medio del nido del saurópodo.

"Yo vi el mecanismo de enlace vertebral característico de las serpientes y me di cuenta de que era un espécimen extraordinario", explicó Wilson.

Mohabey teorizó que la serpiente - nombrada Sanajeh Indicus - acababa de llegar al nido y estaba en el proceso de comerse a un dinosaurio emergiendo del huevo. Pero la escena quedó "congelada en el tiempo" cuando el lugar fue azotado por una tormenta u otro desastre y enterrado bajo capas de sedimento.

"Pensamos que los dinosaurios acababan de salir de sus huevos, y la actividad atrajo a la serpiente", declaró Mohabey y añadió que el sitio ha revelado unos 30 nidos de saurópodos y al menos otros dos especímenes de serpientes.

Michael Benton, de la Universidad de Bristol, Inglaterra, observó que puede resultar difícil determinar el comportamiento de organismos antiguos. Pero aclaró que "lo más probable, como dicen los autores del estudio, es que esta serpiente estaba esperando y cazando dinosaurios cuando salían de los huevos".

"Por supuesto, no podemos estar completamente seguros a menos que se descubran más especímenes que muestren los huesos de dinosaurios en la región estomacal de serpientes'', aseguró Benton.

Ashok Sahni, un importante científico de la Academia de Ciencias de India que no participó en el descubrimiento, expuso que el mismo era "realmente extraordinario", porque es raro que fósiles de huesos estén preservados junto a huevos fosilizados.

"El significado científico de este hallazgo es que verdaderamente demuestra comportamiento en serpientes ancestrales y el tamaño de la presa escogida", escribió en un correo electrónico.