De Azevedo, de la pena a la gloria

¿Puede perpetuarse un jugador aunque haya jugado sólo dos partidos en un equipo? Sólo si hace algo extraordinario. El brasileño Fabio Pereira De Azevedo será recordado como el jugador que le dio el primer título a Metapán. Llegó para las semifinales del Clausura 2007 para sustituir a Marcos "el Clavo" Portillo, quien se fracturó su codo derecho.

Este delantero, a quien le asignaron la camisa número 23, venía del Platense de Segunda y sólo jugó 98 minutos y en la final de ese torneo al 119' el gol que dejó sin gloria al Firpo de Hugo Coria. Luego de ese éxito no fue renovado para seguir en el equipo jaguar.

Tres años antes, De Azevedo fue contratado por Águila, equipo donde tuvo un paso fugaz (dos torneos). En Septiembre de 2004 se fracturó su tabique nasal en un juego contra Metapán. Portó una máscara de protección, un accesorio que sólo usaban jugadores de otras ligas.

Sin embargo, fue cedido en préstamo al San Salvador para el Apertura 2005 y fue separado en marzo de 2006, sin una indemnización. Fabio agregó, en su momento, que debía volver al Águila para terminar un contrato que lo ligaba hasta 2007, pero nunca pudo volver. Por ahora, reside en Chapeco, Santa Catarina en Brasil.Pasó por Águila y Con Metapán fue un relámpago. Dio un título

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.