FESA

Otro becario a Grandes Ligas

» Kevin Quintanilla, de 17 años, firmará con los Marineros de Seattle. Proviene de la colonia Zacamil

el talento de kevin quintanilla lo lleva a los Marineros de Seattle.foto edh / cortesía

La Fundación Fesa ha logrado por novena ocasión, que un equipo de las Grandes Ligas le brinde la oportunidad a un becario a desarrollar su carrera como beisbolista profesional y garantizar su futuro.

En esta oportunidad se trata de Kevin Quintanilla de 17 anos, residente de la colonia Zacamil, quien en la semana estará firmando con el Vicepresidente y director Internacional de los Marineros de Seattle, el Sr. Robert Engle.

Eran tres los equipos que estaban monitoreándolo para poder ficharlo y la mejor oferta llegó de parte de los Marineros. El acuerdo con Fesa se cerró el sábado por la noche y en la semana se llevará a cabo la conferencia de prensa para dar a conocer los detalles del contrato y esta histórica noticia para el beisbol salvadoreño.

Los anteriores

Los anteriores becarios de Fesa que firmaron por equipos de Grandes Ligas fueron ocho jóvenes que demostraron su talento.

El primero fue Willmer Villatoro de La Unión, (Pitcher) quien firmó en el 2000 con los Padres de San Diego.

William Ponce (Pitcher) de San Salvador firmó en 2002 con Padres de San Diego.

Raúl Romero (pitcher) , de San Salvador en 2003, también con Padres de San Diego, el último becario de Fesa en este equipo.

Carlos Schonenberg de San Salvador (jardinero derecho) en 2004, fue confirmado por los Cardenales de San Luis.

Carlos Teller de Nicaragua (pitcher) en 2004 fichó para los Piratas de Pittsburg.

En ese mismo equipo recaló Nelson Pereira de La Unión (pitcher) quien en 2006, se acercó a al equipo de Pittsburg.

Danny Ayala de La Unión (Pitcher) en 2007, firmó con Marineros de Seattle.

Erasmo Ramirez fue el último antes de Quintanilla. De Nicaragua (Pitcher), en 2007 firmó con los Marineros de Seattle.

Ahora es el turno de Quintanilla para continuar con esta racha de jugadores en el equipo de Seattle. "Me llamaron y me dijeron que se iba a firmar el contrato. Fue una alegría, una bendición y seguiré entrenando fuerte día a día", dijo Quintanilla.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.