eliseo quintanilla

"No podré ir a la copa"

» En exclusiva desde Chipre, Cheyo contó que no estará en EE.UU. porque debe hacer la pretemporada con el Ermis

fotos edh / archivo

La gran incógnita de la Selecta salvadoreña en esta Copa de Oro tuvo nombre y apellido: Eliseo Quintanilla. En los últimos días, nadie sabía si el jugador iba a estar o no con el equipo salvadoreño: ni el cuerpo técnico, ni sus compañeros ni los dirigentes. Ayer, Cheyo habló con El Diario de Hoy y comunicó su decisión: "No podré ir a la Copa de Oro. Lo más seguro es que no pueda estar con la Selección porque el 8 nos vamos a Grecia a hacer la pretemporada ahí. Hoy (ayer) tuve una comunicación con la Federación y ellos ya saben".

El Cheyo admitió que "me gustaría ir pero es difícil adaptarse a este fútbol y uno necesita tiempo antes de que empiece el torneo".

-¿Y de los Cobos ya lo sabe?

-No he podido hablar con él. Dejé mi número para que se pueda comunicar conmigo porque no sé cómo encontrarlo ahora que está en los Estados Unidos.

Quintanilla sabe que será una baja muy importante para el esquema de la Selección. Y él lo admite: "La verdad me hubiera gustado estar con los muchachos y poder aportar al equipo. Pero es una lástima que tenga que estar aquí para poder hacer las cosas bien. Pero eso es lo que uno tiene que valorar", indicó desde Aradippou, el pequeño poblado de Chipre que es su nueva casa desde hace tres días.

Más allá de esto, para el partido ante Trinidad, Cheyo confirmó su presencia: "Es una obligación y claro que tengo que estar con la Selección. Además, ¿cómo me voy a perder ese juego?"

La pretemporada del Ermis será desde el 8 al 21 de julio, prácticamente los mismos días en los que se jugará la Copa de Oro en Estados Unidos (3 al 26 de julio). "Vamos a ir a las montañas de Grecia y trabajar duro en lo físico. Esa es la idea del cuerpo técnico para que todos estemos a punto para el inicio del campeonato".

un paraíso

Así define Cheyo Quintanilla a su nuevo lugar en el fútbol, el Ermis Aradippou. "La verdad es que no pensé que fuera tan lindo. El lugar es como estar en Miami, mucha playa, puros turistas y un clima muy caliente. Nosotros estamos como a unos diez minutos de la playa. El equipo también está tranquilo, los jugadores adaptándose y como la mayoría somos nuevos y llegamos el mismo día, es como que estamos todos en la misma, conociendo y sorprendiéndonos con estos lugares".

Ayer fue el segundo día de entrenamientos con el equipo. "Ya firmé el contrato y ya me presenté con todos los demás. Es un lugar tranquilo y hubo buena sintonía con todos los nuevos compañeros.

-¿Y cómo te comunicas?

- "Bueno, hay un argentino (Juan Cruz Gil), dos brasileños (Serginho y Rodrigo) y cuatro portugueses. Entonces, entre el español y el portugués nos entendemos bien. Con el cuerpo técnico y con los demás jugadores nos comunicamos en inglés".

Los entrenamientos, cuenta el jugador, son exigentes ya desde el inicio: "Ayer hicimos una prueba física y hoy nos tocó un trabajo en el gimnasio. La rutina sería el trabajo de gimnasio fuerte por la mañana y fútbol en la cancha por la tarde, así retomamos el ritmo".

Se siente contento con su nuevo equipo y se le nota en la voz: "La verdad que todos hemos llegado juntos y en el mismo día nos pusimos a las órdenes del entrenador". Y dijo que su técnico le pidió que "entre en confianza, que me adapte lo más rápido posible al fútbol de acá. Me dio mucha fe y me dijo que había visto videos míos".

Por último, Cheyo dio su punto de vista sobre sus primeras sensaciones en un fútbol tan distinto: "Es el típico fútbol europeo de mucha rapidez y de mucho físico. Estoy muy contento porque se ve que la gente está entusiasmada. El equipo ha contratado buenos jugadores y se confía en hacer una buena campaña".

Quintanilla ya empezó su aventura en Chipre... Lejos de El Salvador y muy lejos de la Copa Oro.