Durante encuentro en sede de la OEA

Revisan estrategias regionales antidrogas

» Representantes evaluaron impacto en Centroamérica de narcoactividad

El Salvador es utilizado como un corredor para el trasiego de droga hacia Norteamérica. Esta imagen corresponde a un decomiso de cocaína en Ilopango en junio pasado.FOTO edh / archivo

La Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD), adscrita a la Organización de Estados Americanos (OEA), inició el lunes un debate para evaluar el impacto de las estrategias regionales en el combate al contrabando y consumo de estupefacientes en el hemisferio.

La reunión que se realiza cada dos años para revisar el avance en las normativas dictadas por la OEA sobre los temas de seguridad y combate a las drogas, concentró la discusión en la plataforma de seguridad para los países de Centroamérica y el Caribe, principales puentes utilizados por las redes del narcotráfico para trasegar drogas hacia los destinos finales, Estados Unidos y la Unión Europea.

El secretario general adjunto de la OEA, Albert R. Ramdin, matizó la importancia de generar acciones integradas para enfrentar el problema del creciente consumo de crack, cocaína y pasta a base de coca; además de señalar los desafíos de los países del hemisferio para robustecer el control del tráfico ilícito de drogas por vía aérea.

En tanto, el secretario adjunto de Estados Unidos para Asuntos Narcóticos Internacionales y Aplicación de la Ley, David T. Johnson, señaló los avances logrados en la cooperación internacional para "reducir la producción, tráfico y uso ilícito de drogas".

El funcionario detalló los aportes de los intercambios de información realizados con 33 países del hemisferio que han desarrollado reportes periódicos sobre el tráfico de drogas.

Secuelas del narcotráfico

El informe Mundial sobre Drogas 2010, realizado unos meses atrás por la Organización de Naciones Unidas (ONU), resalta el impacto del tráfico y consumo de drogas en países en vías de desarrollo, como El Salvador, y el resto de estados del istmo centroamericano, en los que los cargamentos de cocaína que abastecen el mercado local, como lo que se trasiega hacia el norte, acentúan el subdesarrollo al resaltar la ineficiencia de la gestión pública y estimular la delincuencia.

Al evento que culminó ayer y al que concurrieron enviados de los 33 países del hemisferio, llegó en representación de El Salvador el comisionado Andrés Alexander Ramírez, de la Comisión Salvadoreña Antidrogas, quien junto al resto de delegados presentaron propuestas al cierre del evento.

Alexandra Hill, representante del CICAD en Washington, comentó a El Diario de Hoy que en esta reunión se procesó y analizó la información del año pasado y del actual para medir el impacto del tráfico de drogas y el consumo de estupefacientes en los países del istmo.

El secretario Johnson avaló la estrategia hemisférica aprobada por la Asamblea General de la OEA el año pasado, la que se ha convertido en un instrumento valioso "para establecer actualizaciones y flexibilizar los marcos de trabajo entre los países firmantes" y apoyar a las organizaciones involucradas en combatir el tráfico ilegal de estupefacientes.

El informe de la ONU, tomado como referencia, señala también la tambaleante situación en zonas de México acechadas por los carteles de la droga y las disputas de territorio.

Paralelo al desarrollo de ese encuentro, el Departamento de Justicia de Estados Unidos realiza acciones encaminadas a neutralizar el lavado de dinero y de activos procedentes de los carteles de droga mexicanos, informó el lunes The Wall Street Journal.

La unidad de Confiscación de Bienes y Lavado de Dinero ha iniciado la contratación de 10 fiscales y abogados para dos grupos que se centrarán en estos esfuerzos, indicó el diario.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.