resumen noticias
Además en

Bagdad, Iraq

Firman acuerdo de salida de tropas americanas en 2011

» El retiro gradual inicirá el año entrante. El Salvador forma parte de la fuerza militar comandada por Estados Unidos en Iraq.

Agencias Lunes, 17 de Noviembre de 2008

El Parlamento iraquí ha iniciado hoy la tramitación del acuerdo de seguridad alcanzado ayer entre el Gobierno de Iraq y el de EE.UU. que establece que los soldados estadounidenses se retirarán del país a finales de 2011. El acuerdo ha sido firmado esta mañana por el ministro iraquí de Exteriores, Hoshiyar Zibari, y el embajador estadounidense en Irak, Ryan Crocker.

Los diputados iraquíes han comenzado a analizar el texto del acuerdo alcanzado ayer entre el Gobierno de Nuri al Maliki y el de George W. Bush. El parlamento deberá someterlo a votación antes de que finalice el actual periodo de sesiones, el 24 de noviembre.

El acuerdo establece que los soldados estadounidenses comenzarán a retirarse y entregar la responsabilidad de la seguridad de los núcleos urbanos en verano del año que viene y se irán definitivamente antes del final del 2011.

Los soldados estadounidenses tienen garantizada la inmunidad salvo en caso de crímenes graves cometidos fuera de servicio y en el exterior de sus bases. En realidad, las tropas estadounidenses no se marcharán del todo, ya que quedarán algunas bases militares permanentes.

En principio, el pacto será aprobado por el Parlamento sin problemas, aunque aún no ha quedado definida la posición de la minoría suní, dividida en varios grupos. Los chiíes parecen más propensos a dar su visto bueno, aunque el clérigo radical Múqtada al Sáder se pronunció ayer contra toda presencia de soldados americanos en el país.

Firma histórica

Tanto el ministro de Exteriores iraquí, Hoshiyar Zibari, como el embajador Crocker han destacado la importancia del acuerdo. El ministro ha calificado el día de hoy de "histórico para las relaciones iraquí-estadounidenses" en una rueda de prensa celebrada en Bagdad tras la firma.

Crocker, por su parte, ha expresado su esperanza de que "se complete el proceso por parte iraquí y que se aplique el acuerdo".

Tras recibir ayer la luz verde del Consejo de Ministros, el borrador del acuerdo ha de ser aprobado por el Parlamento y ratificado por el Consejo Presidencial antes de que entre en vigor.

Durante su intervención, el embajador de EE.UU dio a entender que la retirada de las tropas estadounidenses de Irak es una prueba de los logros conseguidos en los últimos dos años en materia de seguridad.

Según Crocker, el acuerdo no sólo trata el asunto de la seguridad sino que, además, incluye cuestiones económicas, culturales, científicas, tecnológicas y sanitarias.