Ahuachapán Reclaman ayuda

Comunidades bajo la amenaza del río Paz

» A pocos días para que inicie el invierno, unos 48 mil habitantes del municipio de San Francisco Menéndez viven en la zozobra ante las inundaciones de cada año

una borda construida por el Ministerio de Agricultura en la zona del caserío El Guayabo, cantón La Hachadura, fue dañada con el paso de la tormenta tropical Agatha, en 2010.FOTO EDH / Angela castro

En 1974, Osmín Pérez Tobar decidió edificar su vivienda en el caserío La Hachadura, del cantón del mismo nombre, en San Francisco Menéndez, al sur de Ahuachapán.

El terreno donde visualizó el crecimiento de su familia ahora está bajo la amenaza de los desbordamientos que, cada año, afectan el cauce del río Paz.

"Aquí era montaña y jamás creímos que el río pudiera venirse hasta aquí. Ahora viene despoblando todo esto. Ahora está encima de La Hachadura", dice el agricultor.

El hombre recuerda que desde 1982 el afluente empezó a cambiar su cauce.

Según cálculos de la municipalidad, el afluente se ha desviado 600 metros al norponiente, acercándose cada vez más a las zonas pobladas.

Pérez ya perdió 50 metros de lo que era su terreno, por donde ahora pasan las aguas.

Allí pastaba el ganado que en alguna ocasión poseyó. En el lugar, además, sembraba árboles frutales.

"Vendí los animales. Ahora tengo temor que lo único que hice en mi juventud lo pueda perder en un abrir y cerrar de ojos. Ya no cuento ni con estas casas", dice el sexagenario cuando ve las cinco viviendas donde habitan sus hijos con sus respectivas familias.

Los afectados

Alrededor de 500 familias, de 14 comunidades, habitantes de la zona baja del municipio, están en riesgo de inundaciones tras el desbordamiento del Paz.

Por ello vienen realizando gestiones, con ayuda de la municipalidad, para que les construyan una borda en la zona del caserío La Hachadura, que es donde inicia la zona más poblada.

Pero también exigen la reparación del puente Chino que comunica los cantones Cara Sucia con Garita Palmera y Bola de Monte (ver más abajo).

Los pobladores consultados dijeron sentirse defraudados y preocupados al no poder ver concretada la ayuda que diferentes entidades de gobierno les han ofrecido en diferentes oportunidades.

Entre estas se encuentran los ministerios de Obras Públicas, Agricultura y Ganadería y el Fondo de Conservación Vial (Fovial).

"Vienen, realizan la inspección, mandan un reporte escrito y hasta allí nomás llegó todo. Dicen que están tratando de conseguir la plata pero el invierno no espera eso y nosotros nos vamos a quedar sin nada", dice Pérez.

José Rodolfo Mejía, agricultor del caserío El Guayabo, cantón La Hachadura, recuerda que durante el paso de la tormenta Agatha, en mayo del año pasado, perdió 42 cabezas de ganado y cuatro manzanas de milpa.

"Todas las siembras y los animales se perdieron. Ahora queremos recuperar algo pero no podemos preparar las tierras pues tenemos esta amenaza (desbordamiento del río)", apunta.

Sin fondos para obras

El síndico de la alcaldía de San Francisco Menéndez, Francisco Alférez, explica que en la zona también hay vidas y viviendas bajo un gran riesgo.

Añade que la comuna no posee los recursos necesarios para la solución de la problemática por lo cual sólo han gestionado ante otras dependencias gubernamentales, sin tener una respuesta positiva por el momento.

"Si este invierno es fuerte como el del año pasado, se lleva el caserío La Hachadura. Sino se hace esto (borda) vamos a tener pérdidas humanas", vaticina el síndico.

Acostumbrados a las alertas durante la temporada lluviosa, los pobladores de la zona sur de San Francisco Menéndez nunca pensaron que el paso de la tormenta tropical Agatha, en 2010, dejara secuelas tan grandes, que aún son palpables.

El puente El Chino es uno de ellos. Este cedió a la fuerza del agua y aún continúa destruido.

La estructura era utilizada para comunicar el cantón Cara Sucia con otras 13 comunidades, entre ellas Garita Palmera y Bola de Monte.

La comuna y los pobladores habilitaron un paso provisional construido sobre el afluente, un brazo del río Paz.

"El paso se va con la primera lluvia fuerte y todas las comunidades quedan incomunicadas ya que la otra vía que se puede utilizar para salir es La Hachadura. Allí es donde se inunda primero", dice el concejal Carlos Hugo Ruano.

Los representantes de la comuna dijeron que lo único que han podido realizar para afrontar el próximo invierno y tratar de no tener perdidas humanas es la prevención.

Pero en relación a obras de mitigación dijeron no contar con los fondos necesarios.

La jefa de Protección Civil municipal, María Dolores Estrada, explica que ha distribuido radios para el monitoreo de la cuenca desde las zonas media hasta la baja, donde se reportan las inundaciones.

"Contamos con 15 radios portátiles que han sido distribuidos en las comunidades. Están en casas de jefes o monitores que nos informan las situaciones de sus localidades, con el fin de evitar una tragedia".

Estrada explica que en cada invierno se reestructura la red de alerta temprana pues las comunidades afectadas cambian. Con el paso de Agatha El Guayabo y Paz y Progreso de la zona media se inundaron por primera vez. "Ahí no teníamos comité de protección civil pero como el río se abrió paso por esa zona, ahora ya son parte de las zonas críticas", dijo.