San Miguel En cementerio general

Bajan el precio de nichos aéreos por la poca demanda

» Hay poco interés en usar estas estructuras para sepultar cuerpos

la comuna migueleña ha puesto en oferta los nichos aéreos. De 400 dólares que costaban, su precio ahora es de $100.FOTO EDH / jenny ventura

La alcaldía migueleña tiene en verdadera oferta los nichos aéreos. De cerca de 400 dólares que valían, hoy los ofrece a 100, con derecho a perpetuidad.

Tienen una razón clara para hacerlo. No hay suficiente demanda sobre estos y el cementerio está saturado, por lo que difícilmente pueden ofrecer tumbas en el suelo.

La idea de construir los nichos aéreos desde un inicio, según el alcalde Wilfredo Salgado, era disminuir la saturación del cementerio, pero este no ha dado buenos resultados.

"La gente no quiere comprar las nichos porque los ve muy caros y porque quiere mantener la costumbre de enterrar a sus parientes en nichos normales", dijo

La primera etapa del proyecto de nichos aéreos fue finalizada en 2007, y en ella se construyeron 400 estructuras, según el alcalde de San Miguel.

De estos, sólo han logrado vender 256. La inversión en esa etapa fue superior a los 150 mil dólares.

"Hasta que no se vendan los nichos restantes, no iniciaremos con la construcción de la segunda fase", manifestó Salgado.

Es un hecho. Por tercer año consecutivo, la segunda fase del proyecto de construcción de nichos aéreos en el cementerio municipal de San Miguel, fue suspendido por la comuna debido a la falta de fondos.

Esa fase del proyecto, que se ha venido posponiendo desde 2009 ayudaría a minimizar la saturación que hay en el camposanto.

Mauricio Chávez, administrador del cementerio, aseguró que hace 15 años habían 250 mil personas sepultadas y a la fecha la cantidad supera los 450 mil.

Sin éxito

En San Miguel, la gente no gusta de los nichos aéreos. Uno de ellas es Sara Rodríguez, quien posee un nicho en tierra.

La mujer asegura que "tengo enterrado a mi hijo. Hace poco se murió mi papá y en la administración del cementerio me ofrecieron un nicho aéreo, pero me lo daban a precio normal".

Asegura que no aceptó porque entonces el precio del puesto aéreo era de 400 dólares, pero además, por que "a mi me gusta estar a la par de la tumba y sentarme y en esos no se puede hacer".

Cesar Mejía es otro de migueleño, pero a diferencia de Rodríguez, a él si le gustó la idea de los nichos aéreos.

El hombre viajó desde Estados Unidos para enterrar a su madre y adquirió uno de los nuevos puestos del camposanto.

Contrario a Mejía, Crisia Bonilla, dijo que no le parecen viables los nichos aéreos y que además, se pierde la costumbre, durante el Día de los Difuntos, de estar a la par de la tumba del ser querido.

"Nosotros llegamos con la familia (al cementerio), ponemos flores en la tumba y nos quedamos un buen rato. La familia puede reunirse alrededor de la tumba y con el nicho aéreo no se puede hacer eso", dijo.

Uno de los aspectos que según ciudadanos podría estar afectando en la adquisición de los nichos es la falta de difusión que la comuna ha hecho sobre la oferta de precios.

La comuna es consciente de eso y por ello, el edil Salgado, asegura que la oferta se dará a conocer en mayo, a través del recibo de impuestos.

"Se le va a pegar un volante con el anuncio de los precios de los nichos aéreos para que la gente los conozca", dijo el edil.

Mauricio Chávez va un poco más allá que Salgado y sostiene que "la gente no puede pagar 400 dólares por un nicho y es por eso que no se han vendido. Pero con la oferta esperamos que la gente comience a comprarlos porque están baratos y son perpetuos"

Chávez explicó que cada siete años, los dueños de los nichos pueden enterrar a otros familiares, si requieren de hacerlo.

"Cada siete años pueden enterrar, pues tienen la libertad de hacerlo debido a que son puestos entregados a perpetuidad", dijo

Nuevos CEMENTERIOS

La saturación del cementerio municipal llevó a la alcaldía a comprar a finales del año pasado, tres manzanas de terreno en cantón Miraflores y otro de dos manzanas en cantón El Niño.

La idea es edificar cementerios periféricos para evitar que la gente de la zona rural tenga que movilizarse hasta la cabecera para enterrar a sus seres queridos.

"Con ello la gente entierra a sus familiares más cerca y no tienen la necesidad de enterrarlos en el cementerio municipal", aseguró Chávez.

Actualmente está funcionando el cementerio de Miraflores, mientras que en cantón El Niño la comuna aún tiene que realizar varios trámites para ponerlo a funcionar.

Dichos cementerios, así como los nichos aéreos son soluciones alternas al problema de la saturación.

Sin embargo, la comuna también está exhumando cuerpos que están en tumbas de familias que no han cancelado la refrenda por el derecho de las mismas. Eso se hace cada siete años con los nichos que no son perpetuos.

Las exhumaciones de cuerpos en el cementerio de San Miguel, al menos durante 2010, rondaban por día entre ocho y 10, según el personal encargado de realizar los entierros.