resumen noticias
Además en

Morazán Protestan por presas

Millares afectados por cierres de vías en oriente y occidente

» En Sonsonate y Morazán los bloqueos hicieron perder tiempo y combustible a muchos

Francisco Torres Lunes, 14 de Marzo de 2011

El sacerdote católico Antonio Confesor Carballo, quien se ha vuelto el rostro de la resistencia contra la construcción de la represa El Chaparral, al norte de San Miguel, organizó ayer una protesta en el desvío conocido como El 18, del departamento de Morazán y bloqueó durante varias horas el paso vehicular de la carretera internacional Ruta Militar.

Un par de centenares de presuntos afectados por la construcción de la represa, se instalaron en la vía y con piedras y pancartas limitaban el paso de vehículos, mientras repartían hojas volantes a los conductores de los vehículos. Mientras, centenares de conductores afectados, expresaban su disgusto.

Igual ocurrió en la carretera entre Sonsonate y Acajutla y el desvío a La Hachadura.

"Nos están haciendo perder el tiempo y dinero, porque los motores gastan más gasolina", dijo en la Ruta Militar, Ernesto Rivera, vendedor de bebidas; mientras Juan Julio Sagastizado lamentaba estas acciones "porque de todas formas no van a evitar que la presa se construya y lo deben de entender".

La protesta en este sitio inició a las seis de la mañana y se extendió hasta el mediodía. "Hoy estamos celebrando el día mundial contra las represas", explicó el clérigo, quien criticó a Nicolás Salume, quien renunció a la presidencia de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL). "Gracias a Dios que se fue solito y ahora con su incorporación al PCN (Partido de Conciliación Nacional), lo que busca es un finiquito de su gestión y fuero", dijo Carballo.

En ocasiones anteriores el obispo de Santiago de María, Rodrigo Cabrera, censuró las protestas que realiza Carballo; pero eso parece no preocupar al sacerdote, quien afirma que, tras conversar con su obispo "a quien respeto mucho", dijo, "él ha entendido que lo hago por defender a los pobres.

Dijo que llegará el día en que "todos los obispos salvadoreños salgan, con sus hábitos puestos", a hacer protestas callejeras. El Diario de Hoy quiso consultar al obispo Cabrera, pero no estuvo disponible.