Güija, en lista de los humedales importantes de El Salvador

» Los recientes daños a las viviendas por tubería vieja ponen en alerta est

Una gran cantidad de aves acuáticas permanecen en el lago de Güija y sus alrededores.FOTO / edh

El complejo Güija, que incluye el lago y el Área Natural Protegida San Diego y San Felipe La Barra, en Metapán (en el departamento de Santa Ana y fronterizo con Guatemala), ha sido nombrado como el quinto humedal en importancia en el país, por lo cual requiere protección.

Otros cuerpos de agua del país, como las lagunas El Jocotal y Olomega, así como la bahía de Jiquilisco y el embalse del Cerrón Grande ya figuran en la lista de protección de la convención Ramsar, que data de 1971.

Según anunció el sitio web de Ramsar, Güija y las áreas a su alrededor que se inundan durante la época de lluvias "es representativa de los Bosques Tropicales Secos Centroamericanos considerados amenazados de acuerdo al Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

"Este ecosistema sustenta especies catalogadas en peligro por la Lista Roja de UICN como el garrobo espinoso (Ctenosaura flavidorsalis) y especies en los apéndices I y II de CITES como el Amazonia albifrons, Puma yagoaroundi y A. auropalliata. Además, el sitio posee registros de hasta 59,000 individuos de aves acuáticas entre las que se incluyen especies como Anas discors, Anas clypeata y Dendrocygna bicolor y una alta diversidad de peces entre los que se encuentran 14 especies nativas de El Salvador", indica.

Estos recursos, añade, permiten que el sitio "mantenga la pesca de subsistencia y comercial, así como actividades agrícolas y turísticas".

No obstante, enfrenta algunas amenazas, como la presencia del Jacinto de agua (Eichornia crassipes) en ciertas lagunas, la expansión agrícola, las quemas intencionales y la contaminación de agua por la falta de sistema de saneamiento en las comunidades aledañas.

Actualmente se desarrolla allí un Plan de Manejo que tiene como objetivo garantizar la protección de sus recursos naturales.