Agentes del CAM cobran multas sin emitir recibos

» Muchos afirman no haber puesto su denuncia ante las autoridades de la comuna por temor a ser víctimas de represalias

En las bartolinas del CAM permanecen quienes infringen una ordenanza. Salen libres hasta pagar una multa o cumplir con una sanción, que es una alternativa aceptada. FOTOS EDH / Emilia Pacheco

Ignorancia, malicia por ganarse el dinero fácil o falta de voluntad para cumplir con las ordenanzas municipales son algunos de los factores que mantienen en la mira de la ciudadanía a las autoridades e integrantes del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM) de Santa Ana, quienes cobran multas a quienes infringen la ley, pero no entregan una constancia por el dinero recibido.

Estas acciones han generado desconfianza entre los santanecos, sobre todo, cuando las autoridades del CAM se contradicen.

Por un lado, el director Félix Pulunto afirma que los agentes no reciben dinero de parte de los infractores, pues la multa debe pagarse en la alcaldía.

"El CAM no está autorizado para recibir dinero. Nosotros no recibimos ni una moneda. Si la captura es realizada el viernes por la noche o el fin de semana, hay que esperar hasta el lunes para hacer el pago", comenta.

Sin embargo, su subalterno, el subdirector Mauricio Alemán sostiene que hay excepciones y acepta que sí reciben pago.

"Si la detención sucede los fines de semana, sí es posible hacer el pago en las instalaciones del CAM y el agente de turno debe extender un recibo provisional para que el día hábil la persona pueda ir a la alcaldía y recibir su recibo oficial. Hay controles para evitar la fuga de dinero (en referencia a los libros de salida que deben de firmar los detenidos)", dijo Alemán.

Pese a esta aseveración, son muchos los que sostienen que no es cierto que dan recibos. Uno de ellos es Luis (nombre ficticio), de 19 años, capturado a finales de julio pasado, bajo cargos de hacer escándalo en la vía pública.

Tras conocer la noticia, su hermana Marielos (nombre ficticio) llegó al puesto del CAM, en la avenida Independencia Norte y 6a. Calle Oriente de la ciudad, para gestionar la libertad de Luis.

Pagó 25 dólares, pero no recibió ningún recibo o documento que hiciera constar que había entregado esa cantidad de dinero, y que ésta tenía como destino final las arcas de la comuna santaneca.

"Me pareció extraño que no se lleve un registro de este tipo de acciones. Uno no sabe si paga y contribuye con los fondos municipales o le da el dinero al agente que los cobra", manifiesta.

Aunque por temor, muchos ciudadanos -que han sido detenidos por quebrantar las ordenanzas- declinan dar detalles sobre sus experiencias, admiten haber enfrentado situaciones similares a la vivida por la familia de Luis y Marielos. Por lo que ahora dicen desconfiar del CAM.