Alfombras con creatividad y gratitud

Esta tradición se caracteriza por el trabajo en equipo y la fe y devoción que une a decenas de personas para agradecer algún favor recibido. Son aprovechadas para realizar concursos

Combinar distintos materiales y la creatividad de los autores permiten formar atractivas estructuras. FOTO EDH / ARCHIVO

Se trabaja durante varios días en los preparativos, se invierten considerables cantidades de dinero y, el Viernes Santo, durante varias horas, grupos de personas se exponen al calor para trabajar en un tramo de la calle. La satisfacción es que los cargadores en las procesiones destruyan en pocos minutos el resultado de este esfuerzo. Son las alfombras que se preparan al paso de las procesiones.

Frente a esta costumbre, las diferentes Casas de la Cultura, alcaldías y otras entidades realizan los concursos de alfombras. Con ello, buscan que las tradiciones se mantengan. Entre los requisitos que piden están calidad en la obra y un mensaje alusivo a la época que se vive.

En su mayoría, en estos concursos pueden participar familias, grupos de jóvenes congregados en diferentes parroquias y miembros de organizaciones sociales, entre otros.

En la zona occidental varias son las ciudades que se preparan con anticipación para esta actividad.

En el caso de Concepción de Ataco, en Ahuachapán, en la comuna hay un grupo de personas que para este año recibió un curso para elaborar alfombras, utilizando moldes guatemaltecos. La idea es poner en práctica el conocimiento adquirido.

"La alfombra que hará la alcaldía de este año será más colorida. Tendrá extensión de una cuadra, gracias a los moldes traídos de Guatemala", afirmó el alcalde, Oliverio Gómez.

En Ataco, el comité de turismo es el encargado de organizar el concurso. La alcaldía apoya con los premios. Para este año, además de trofeos también entregarán dinero.

Debido a la elaboración de las alfombras, el Viernes Santo, a partir del mediodía, ya no habrá entrada y salida de vehículos al municipio.

En Sonsonate, la tradición también se mantiene y es considerada un lujo por las comunidades, barrios y colonias que las elaboran.

El día de mayor auge es el Viernes Santo, cuando el anda del Santo Entierro pasa por diferentes calles. Entre los sitios más destacados en la elaboración de alfombras están los barrios Veracruz, El Ángel, Mejicanos, colonia 14 de diciembre y colonia Sensunapán. En esta última, la alfombra alcanza los 1,200 metros de largo, la cual inicia tres cuadras abajo del centro penal de Sonsonate y finaliza en el empalme con la calle Acaxual, al sur de la colonia Sensunapán.

La elaboración comienza el jueves santo a las 4:00 de la tarde y finaliza una hora y media antes de que pase por el lugar la procesión, el Viernes Santo.

Participan más de 250 personas, quienes con más de una semana de anticipación recolectan el aserrín en las carpinterías ubicadas a la orilla de la carretera hacia Nahuizalco.

En Santa Ana, la tradición también se hace presente. Amigos, vecinos y familias completas dedican buena parte del Viernes Santo a la elaboración de alfombras. "Esto es una oportunidad para volver a vivir algo que fue importante, no sólo para la historia, sino para la humanidad entera, hay que verla como una conmemoración", dijo Adrián Flores.