Entre los atractivos que tiene está La Pilona

Rosario de Mora busca salir de la pobreza a través del turismo

La economía del municipio se sostiene con fondos Fodes y lo recolectado en concepto de impuestos es poco para ejecutar obras

la localidad no cuenta con un mercado ni empresas comerciales o industriales que aporten al desarrollo local. El negocio que abunda en el casco urbano son las tiendas.FOTOs EDH / Oscar payés

Pese a los múltiples atractivos turísticos que posee, el municipio de Rosario de Mora, al Sur de la capital, se ha convertido, con el paso de los años, en una simple vía de conexión entre San Salvador y La Libertad.

Lo anterior ha dado pie a que el asentamiento no cuente con empresas comerciales o industriales que respalden su economía y la saquen a flote, beneficiando a su población que supera los 16 mil habitantes.

Es por ello que las autoridades han tenido que recurrir al dinero del Fondo para el Desarrollo Local (Fodes) para mantener estable al municipio. Durante 2009 recibieron un aproximado de 61 mil dólares al mes.

Aunado a ello, lo poco que perciben en concepto de cobro de tasas municipales, indicó el alcalde Juan Miranda.

"Rosario de Mora es considerado uno de los municipios más pobres del departamento de San Salvador, pese a eso ningún Gobierno (central) nos han incluido en la Red Solidaria", acotó.

De acuerdo con el Mapa de Pobreza de El Salvador, elaborado por el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL) y la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), la jurisdicción se ubica en la categoría de "Pobreza Extrema Baja".

El arquitecto León Sol, primer director del Colegio de Arquitectos de El Salvador (Cades) y consultor urbanístico, calificó a la localidad como "un asentamiento rural", cuya ubicación, a 19 kilómetros de la ciudad, se convierte en un factor en contra para alcanzar el desarrollo.

"Esta muy aislado. No tiene una urbanización adecuada para poner a funcionar un asentamiento comercial que alcance un desarrollo industrial considerable, si se lleva equipamiento. Además tiene mala accesibilidad por el lado de San Salvador, pero buena por La Libertad", dijo Sol.

A la lista de factores que mantienen a Rosario de Mora sumergido en el subdesarrollo se suman: el mal servicio de agua potable, las calles en pésimo estado, la falta de un mercado municipal y el desorden provocado por las ventas que se han apoderado de vías principales.

Los lugareños comentaron que la localidad es vista como una "zona dormitorio", porque para trabajar y realizar diversos trámites deben viajar a la capital.

"Para hacer los pagos de recibos tenemos que ir hasta el centro (de San Salvador). Aquí se necesita un banco, un correo y muchas cosas que no tenemos. Todo eso ya se lo hemos dicho al alcalde, pero lo que él dice es que a la alcaldía no llegan fondos, porque la gente no paga", explicó Margarita Arias, una ciudadana.

Los negocios que abundan en el casco urbano de Rosario de Mora son las tiendas, pues están ubicadas a tres o cinco viviendas, una de la otra.

BASURA Y DELINCUENCIA

Los residentes de la localidad también critican las deficiencias en el servicio de recolección de desechos sólidos, debido a que la comuna sólo cuenta con un camión recolector, el cual debe cubrir la demanda de toda la zona urbana.

Asimismo, la ciudadanía está preocupada y a la expectativa por el incremento en el índice de delincuencia. Datos de la policía revelan que en 2009 se cometieron 50 delitos, entre ellos, el que tuvo mayor incidencia fue el de homicidio, con 18.

Algunos de los pobladores atribuyen el problema a la falta de espacios de sano esparcimiento para que niños y jóvenes inviertan su tiempo, pues el parque y las canchas del casco urbano permanecen descuidados.

"Esos ni parecen parques. Para el pueblito que somos, que estamos cerca de la capital, hay bastante que desear todavía", dijo Pablo Martínez, otro vecino.

Luego de conocer estas quejas, el secretario municipal, Fermín Vásquez, dijo - sin detallar una fecha y posibles montos- que la administración construirá un polideportivo en la zona para contribuir al desarrollo local y a la prevención de la violencia.

Para ello, cuentan con un terreno de aproximadamente dos manzanas, el cual esta cerca de la alcaldía. En el sitio se construirán canchas de fútbol y baloncesto, además de piscinas.

Al respecto, los pobladores esperan que lo dicho no se quede en palabras sino que sea realidad.

A criterio del arquitecto Sol, el crecimiento de Rosario de Mora bien podría fundamentarse en el turismo, aprovechando para ello la conectividad entre la zona Sur de La Libertad y San Salvador.

Y es que, sin percatarse, los automovilistas usan la vía principal del municipio cuando hay tráfico en la carretera al Puerto o si desean ir a Los Planes de Renderos o Panchimalco.

El alcalde dijo que el tema se trabajará en coordinación con la Asociación de Municipios de la zona Sur de La Libertad (Amusdeli) de la cual es miembro. "Vamos hacer el mapa de dónde se puede desarrollar una ruta turística, la cual deberá ser avalada por el Ministerio de Turismo", explicó el edil.

Uno de los sitios que según las autoridades podrían promover es el balneario La Pilona, que en la actualidad es de difícil acceso y requiere de seguridad.