Bulevar del Ejército: con interminables atascos todo el año

» Se espera que la próxima semana, con el inicio del año escolar, el tránsito de autos en horas pico se incremente

A diario una larga fila de autos circula lentamente en el Bulevar del Ejército. FOTOs EDH / Leonardo González

Para pasar el Bulevar del Ejército, si viaja de Soyapango al centro de San Salvador o viceversa, hay que armarse de paciencia.

Circular por esa arteria en horas pico, en vehículo particular o en el transporte colectivo, puede tomarle entre 50 minutos y una hora si no hay accidentes o paro.

La División de Tránsito de la Policía Nacional Civil (PNC) registra que las horas de mayor flujo vehicular son de 6:00 a 8:00 de la mañana, y de 4:00 de la tarde a 8:00 de la noche.

Y es que durante todo el año la arteria resulta insuficiente para dar fluidez a más de 70 mil vehículos que circulan a diario por ahí. El único día que se reduce el tránsito es el domingo.

Lo anterior permite que con facilidad se formen embotellamientos, principalmente en cuatro puntos, según datos de Tránsito. Las autoridades los han identificado en la entrada de las colonias Amatepec y Antekirta y en la zona del centro comercial Plaza Mundo, todos en el carril que dirige de poniente a oriente.

Mientras que los puntos que causan atascos de oriente a poniente son la avenida Rosario Sur, que da entrada hacia el centro de Soyapango; y la Plaza Soyapango.

Sobre el problema, Francisco Artiga, quien aborda diariamente la Ruta 7-C, cuyo recorrido es de la colonia Los Santos, de Soyapango, hacia la Terminal de Occidente, en San Salvador, para ir a trabajar en una empresa de repuestos, sostiene "tengo que salir de mi casa entre las 6:00 y 6:15 de la mañana para estar un poco antes de las 8:00 en el trabajo".

"Salgo a esa hora porque se arman unas trabazones en el bulevar que a veces duran más de media hora", comenta.

De igual manera, Julio Mejía resiente el tráfico pesado cuando viaja de San Martín hasta una agencia bancaria en el centro de la capital. "Salgo bien temprano porque tengo que cruzar todo el bulevar y además paso por Ilopango. En la mañana todo está trabado", añade.

Pero no sólo los usuarios se quejan de la pérdida de tiempo, sino también los choferes particulares y del transporte público que en muchas de las ocasiones son los que provocan los atascos por detenerse en cualquier lugar.

Los RESPONSABLES

Un motorista de microbús de la Ruta 7-A dice que hay que armarse de mucha paciencia para pasar por el Bulevar del Ejército. "Cuando está topado (congestionado) solo de la Plaza Soyapango hasta La Constancia se hacen (en recorrido) de 50 minutos a una hora", asegura.

El problema asegura se agrava cuando se queda algún vehículo por desperfectos mecánicos. "Ahí estamos hablando cuando se queda un vehículo o un bus, de hasta una hora hasta una hora y media", asegura el motorista.

Cruz Martínez, agente de Tránsito, dice que llegan a las 6:00 de la mañana a ordenar el tráfico para no permitir que los motoristas de buses y microbuses se queden más de un minuto en cada una de las paradas.

Comenta que la presencia de la policía "es para darle fluidez al tráfico y descongestionar las áreas críticas" y agrega que cuando un motorista se queda más de un minuto estacionado y no obedece el llamado a circular les ponen esquelas por infracción leve.

Cuando el tránsito es fluido, los agentes permiten a los motoristas permanecer hasta dos minutos estacionados, sobre todo, en la Plaza Mundo.

La próxima semana se espera que los congestionamientos sean mayores, sobre todo, porque inicia el año escolar, comenta el agente Cruz.

"Cuando inician las clases, la cantidad de vehículos (entre particulares y del transporte público) que circulan es mayor porque se suma el transporte escolar. Cuando es así el tráfico se pone pesado más temprano", indica.