Condenan a 53 años de cárcel a dos pandilleros

» Los procesaron por el homicidio del hijo del entrenador de Alianza F.C.

Los pandilleros Joel Alexander Pacheco Mata, de 21 años, alias Blink, y Jorge Francisco Cuéllar Santiago, de 22, fueron condenados cada uno a purgar 50 años de prisión por homicidio agravado y tres más por asociaciones ilícitas.FOTO EDH / ARCHIVO

Un vil asesinato. Así fue calificado el homicidio del hijo del técnico de Alianza F.C., de la Primera División, Nelson Ancheta. Hecho ocurrido el 5 de agosto de 2007, frente al lote número uno de la 5a. Calle, en la colonia Tazumal Número Uno, en Chalchuapa.

El joven Érick Mauricio Ancheta Rodríguez, de 17 años, fue asesinado por una disputa futbolística sostenida con el hermano de un pandillero. Así se estableció durante la vista pública efectuada el pasado jueves en el Juzgado Especializado de Sentencia de Santa Ana, lugar donde dos miembros de la Mara Salvatrucha fueron condenados cada uno a 50 años de prisión por el delito de homicidio agravado y tres más por agrupaciones ilícitas.

Los procesados son Joel Alexander Pacheco Mata, de 21 años, alias Blink, y Jorge Francisco Cuéllar Santiago, de 22.

Según explicó el juez interino del referido tribunal, licenciado Romeo Giammattei, durante la diligencia judicial, la Fiscalía General de la República, filial Santa Ana, presentó la declaración de un testigo con régimen de protección que presenció el asesinato.

"El dicho del testigo tiene una concordancia que va más allá de lo que podríamos llamar el requisito legal para darle validez en cuanto a los hechos; y el lenguaje corporal del testigo protegido al momento de rendir declaración nos dice que no es un testigo mentiroso, que no es un testigo autómata", declaró Giammattei.

Según relató el testigo, la víctima estaba departiendo en una cancha de fútbol. En el calor del partido, uno de los jugadores le metió zancadilla. Ancheta se levantó y empujó a su agresor. Fue ahí cuando uno de los procesados, hermano del agresor de Ancheta, lo cuestionó y minutos más tarde, él junto a tres jóvenes más lo interceptaron en la calle y le dispararon en 19 ocasiones.

El jefe de la unidad de vida del Ministerio Público en esta ciudad, licenciado Carlos Godoy, se mostró satisfecho con la resolución y agregó que además de la prueba testimonial directa y referencia también mostraron prueba pericial, el resultado de la autopsia, prueba documental y análisis balístico.

Por su parte, los dos abogados defensores de los imputados presentaron una cantidad exacerbada, según el juzgador, de testigos de descargo, cuyas declaraciones carecieron de credibilidad.

Por este mismo homicidio un menor de 15 años, identificado como Óscar Efraín M., fue condenado el 4 de junio del año pasado a cinco años de internamiento en el Centro de Readaptación de Menores de Tonacatepeque por el Tribunal Primero de Menores de Santa Ana. Mientras que un cuarto sujeto aún es prófugo.

Los tres imputados procesados y condenados fueron capturados el 14 de febrero de 2008 en diferentes viviendas de la colonia Tazumal, en Chalchuapa.