De paseo por El Boquerón

» El remozado parque es una buena opción de esparcimiento para disfrutar en familia

En la parte más alta del parque la vista hacia el cráter es impresionante y con un clima muy agradable. FOTOs EDH / lissette Lemus

Por su cercanía a la ciudad, el parque El Boquerón –en el Volcán Quezaltepec, más conocido como Volcán de San Salvador– es el destino ideal para un viaje de fin de semana, no sin antes preparar el presupuesto para disfrutar al máximo la aventura.

Ubicado a sólo 23 kilómetros de la capital, el visitante puede tomar el autobús de la Ruta 103 en Santa Tecla, que pasa a través de Ciudad Merliot y llega hasta la llamada zona de chalets, a medio kilómetro del parque.

Ventas de flores, plantas y comidas típicas anuncian la cercanía al complejo. La entrada cuesta $1.00, pero los niños menores de 8 años y personas de la tercera edad no pagan.

Cabe mencionar que el sitio abre sus puertas al público de lunes a domingo, de 8:00 de la mañana a 5:00 de la tarde.

Al entrar, las personas pueden respirar el aire fresco entre senderos rodeados de pinos, cipreses, orquídeas, helechos y flores de muchos colores.

La parte más alta del lugar, el borde del boquerón, está a mil 893 metros sobre el nivel del mar, por lo que hay cuatro miradores para disfrutar el panorama.

El centro recreativo cuenta con una cabaña de resguardo en caso de lluvias.

Una de las grandes preguntas al estar ahí, es cómo bajar al cráter. Los empleados aseguraron que actualmente no hay guías ni bajadas oficiales para este recorrido, pero los lugareños se ofrecen para guiar a grupos. Pueden contactarse en el lugar o al número 7225-4976. La tarifa por guía cuesta de $20 a $25.

En los puestos, afuera del centro recreativo, se puede hallar enchiladas a $0.25, pasteles y empanadas a $0.15 , o tortas mexicanas a $1.20. También venden pupusas de frijol con queso a $0.35 y de queso a $0.50. Las gaseosas y botellas con agua valen $0.50.

A unos pasos está el comedor El Boquerón, con la sopa de gallina india como plato de la casa. El combo de sopa y plato de gallina asada cuesta $5.50. Las bebidas no están incluidas, pero hay refrescos y gaseosas a $0.50, y cervezas nacionales a $1.00. Solamente la sopa cuesta $2.00.

"He venido con mi familia. Está bien precioso. Allá abajo (en la ciudad) no se siente este clima y la naturaleza. Es mi segunda visita y definitivamente recomiendo el lugar", manifestó Estéfani Moreno, una joven que disfrutó de una tarde en el parque.

Esta aventura ecológica es una buena opción familiar, pero lo mejor es planificar el viaje.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.