San Salvador Centro Histórico

La delincuencia afecta al 54% del comercio formal

» Cámara de Comercio dice que negocios son víctimas de extorsión y de asaltos

los negocios de la Rubén Darío son "invisibles" ante el aumento desmedido de las ventas callejeras, afectando sus ingresos. FOTO EDH / ARCHIVO

La Cámara de Comercio e Industria de El Salvador realizó hace 12 días un sondeo en 100 negocios formales, de unos 1,800 que funcionan en el centro de San Salvador, el cual reveló que el 54 por ciento ha sido o es víctima de asaltos o extorsiones.

El informe también detalla que el 91% de los propietarios de negocios encuestados manifestó que sus ventas se han reducido a la mitad, a raíz del índice de violencia que vive el centro capitalino.

Esto pone en aprietos al comercio formal. "El sector privado salvadoreño invierte $600 millones al año en seguridad privada, que es una cifra bastante alta", explicó Jorge Daboub, presidente de la Cámara de Comercio. A su juicio, esta cifra representa el 14% del Presupuesto General de la Nación, que es de $3,627.8 millones.

Agregó que esto les resta la posibilidad de invertir en maquinaria, materia prima, capacitación y contratación de recurso humano. El informe será expuesto al ministro de Seguridad y Justicia, Manuel Melgar, en una reunión que tendrán esta semana por el tema de la seguridad en San Salvador.

Algunos dueños de negocios formales del centro de San Salvador, consultados por este medio, confirmaron tener una baja del 50 por ciento en sus ingresos, producto de la delincuencia; sin embargo, agregaron que la proliferación y aumento de las ventas informales les afecta más que las extorsiones y los asaltos. Por temor a represalias, prefirieron omitir sus nombres.

Las extorsiones entre el comercio formal no está tan expandido como se pudiese pensar, según lo dicho por los empresarios. Es más, creen que los vendedores de la calle sufren más de este flagelo, pero también consideran que algunos de éstos podrían estar detrás de este delito.

"La gente que se dedica a eso (extorsión), no sé como hacen para averiguar datos y tanta cosa, otro comerciante me comentó que sintió en un momento que lo asustaron, cuando le dijeron que su esposa acababa de llegar y su esposa anda en tal carro, puede ser gente que sea del comercio informal ¿cómo se van a dar cuenta ellos?, el mismo río revuelto que hay aquí lo hace pensar a uno en tantas cosas", manifestó el comerciante.