resumen noticias
Además en

Parque de Aguilares convertido en burdel

» Las mujeres que pasan por la zona con niños piden erradicar esos actos inmorales

Maynor Ruiz / Elsa Padilla Domingo, 24 de Mayo de 2009

Puede parecer mentira, pero en Aguilares, uno de los principales antros de prostitución es el parque central, situado a pocos metros del mercado municipal, y en el centro de una zona estrictamente comercial.

Al recorrer lo que debería ser un centro de esparcimiento familiar, es sencillo observar a cualquiera de las 15 mujeres que ofrecen favores sexuales a cambio de dinero a plena luz del día.

Una de estas "mujeres vacilonas", como la llaman sus clientes, es una jovencita de unos 19 años que siempre viste diminuta blusa, faldas cortas, que deja entrever la mayor parte de sus piernas y que enfatiza sus facciones con una capa de maquillaje.

Sus padres la bautizaron con nombre de la abuela materna, pero sus clientes la llaman "Pahola". Al menos desde hace dos años, ejerce la prostitución en una de las esquinas del parque de Aguilares.

Sus potenciales clientes son hombres de distinto estado civil, pero con una marcada peculiaridad "son señores jubilados, cada fin de mes que reciben su pensión vienen a buscarme", admite Pahola.

Como esta joven hay cerca de 15 sexo servidoras que a diario y especialmente durante la última semana de cada mes, tienen una ajetreada actividad. Muchas de ellas antes ofrecían sus servicios en centros de tolerancia de la localidad.

Peor aún, algunas de las prostitutas llevan a sus clientes a una calle, situada a unas dos cuadras del parque y ahí en la calle, protegidas por un muro, les atienden.

Numerosas mujeres se quejan de la presencia de las prostitutas, especialmente quienes se ven obligadas a transitar por la zona con niños, o que al pasar por el lugar, se exponen a escuchar frases obscenas de quienes buscan servicios sexuales en el sitio.

Las autoridades municipales, policiales y de Salud, están conscientes de la situación y han unido esfuerzos para tratar de contrarrestar las dificultades que la prostitución genera en pleno centro de la ciudad.

La policía incluso ha fichado a un par de las jovencitas que llegan al lugar en busca de clientes. Las autoridades aseguran que estas son medidas "no represivas" para buscar una solución a la problemática.

Señas obscenas

Un vecino piensa que "no hay problema alguno en que las mujeres vendan libremente y sin pudor alguno su cuerpo, lo malo es que esta actividad se realiza en un parque céntrico".

"El problema no sólo es que las mujeres ejerzan la prostitución en el lugar, sino que los hombres que llegan al lugar a contratarlas las confunden, y le hacen señas obscenas y le gritan cuanto quieren a cualquier mujer que pasa por el parque", explica Orlando Molina, jefe de la Subdelegación de la PNC de Aguilares.

Por su parte, el alcalde Wilfredo Peña estima que una forma de solucionar en parte la situación es la creación del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM), para que preste vigilancia en el parque y zonas aledañas.

"Nosotros (alcaldía) ya tenemos identificado el problema y hemos coordinado con la policía para que pueda dar seguridad en el lugar, aunque se nos vuelve bastante difícil, por el momento, darle una solución inmediata", sostiene el edil Peña.

La comuna proyecta instalar juegos de mesa en el parte para los jubilados.