San Salvador Tiene 406 alumnos

Complejo Educativo Católico San Francisco celebra sus 50 años

» Inicialmente el centro educativo era solamente para varones

FOTOs EDH / marvin recinos

Cincuenta años de fundación cumplió el Complejo Educativo Católico San Francisco, que es parte de la iglesia del mismo nombre en la Alameda Juan Pablo II, en la capital.

Esta fue la primera institución educativa parroquial que se formó en el país y se caracteriza por impartir educación académica y espiritual.

El "San Francisco" comenzó a funcionar el 10 de febrero de 1959, bajo la dirección de Monseñor José Ricardo Urioste y Sor Graciela María Díaz, de acuerdo con datos de la misma institución.

En sus inicios, el centro educativo, que era conocido como Escuela Parroquial San Francisco, contaba sólo con primero y segundo grado.

Fue hasta 1963 que logró impartir clases hasta el sexto grado, y siete años después, en 1970, se integró el tercer ciclo de enseñanza básica, manteniendo la modalidad desde el principio de admitir sólo hombres.

Como parte de la celebración de su 50 aniversario, en el plantel se exhiben fotografías de la promociones académicas, iniciando con la primera de sexto grado de 1963.

Entre su personal docente se encuentra Blanca Alicia Echeverría de Paniagua, quien llegó hace 46 años como una de las maestras del plantel y en la actualidad, es la subdirectora, aunque aún imparte clases.

La señorita Blanca Alicia manifestó que llegó a la escuela en 1963 justamente en el momento en que se comenzó a impartir la parvularia, la cual quedó frustrada en 1968 al no conseguir el permiso de funcionamiento por parte del Ministerio de Educación (Mined).

"Me solicitaron a mí para empezar con el kínder, aún no daba el Ministerio (de Educación) el aval para que se inscribiera, pero los trámites se iban haciendo... pero el obstáculo fue la infraestructura, que no estaba acorde como lo requería el ministerio, sólo funcionó alrededor de cinco años", lamentó.

Como la maestra no pudo desarrollarse en el nivel de parvularia, fue asignada a enseñar en la primaria. Para la subdirectora, en estos 50 años, la institución ha vivido tres etapas.

La primera es representada por Monseñor José Urioste, entre 1959 y 1978, y ella considera que la educación en este periodo fue netamente integral para los alumnos. Sin embargo, la enseñanza tanto académica como espiritual bajo su calidad entre 1978 y 1996, ya que los sacerdotes responsables de la institución no podían dedicarse al cien por ciento a esta tarea, de acuerdo con la subdirectora.

La tercera etapa es la actual y, según la señorita Blanca Alicia, la calidad educativa y religiosa se recuperó y se mantiene desde 1996.

En 2003, lograron adecuar la edificación con las ayudas externas y se introduce el Bachillerato opción General.

De igual manera, ocurre el resurgimiento del nivel de parvularia, pero esta vez avalado por el Mined y con ello se admiten no sólo varones, sino también niñas y señoritas.

La nueva modalidad de estudiantes de ambos sexos ha sido todo un reto, comentó María José Ramos de Alfaro, asistente de dirección técnica.

"Hubo un proceso para que tanto maestros como alumnos se fueran acostumbrando (a la idea) de ver niñas, hubo un año que en sexto ingresó sólo una niña, entre varios niños", recordó.

Kevin Ernesto Doñán García, estudiante del segundo año de bachillerato, se mostró orgulloso de educarse en dicho centro escolar. "Todos los días en la mañana leemos las citas bíblicas del día y hacemos cantos, nos fortalecen en lo espiritual", sostuvo el joven.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.